Compartir
Publicidad

Tres ventajas al usar los discos SSD en los equipos de tu empresa

Tres ventajas al usar los discos SSD en los equipos de tu empresa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vemos hoy tres ventajas más para utilizar discos SSD en los equipos de tu empresa ya que seguramente no irías a comprar discos SSD simplemente para acelerar la lectura/escritura de velocidad en la instalación de software, ¿verdad? Este es un fuerte argumento de ventas de la utilización de un disco SSD, aunque hay muchas más razones por las que considerar la actualización de los discos de tu empresa.

Las unidades SSD son más fiables y consumen menos energía que los discos duros tradicionales. También el reloj y los tiempos de arranque son más rápidos. La mejora en el rendimiento la mayor fiabilidad y menores costes de funcionamiento son sólo algunos de los beneficios que obtienes gracias a este tipo de hardware.

Una cosa que seguramente no te gusta es cuando el software antivirus implementado en tus máquinas de trabajo, de repente decide que quiere llevar a cabo una exploración a fondo. Toda la máquina va a paso de tortuga. Sin embargo con el uso de un disco SSD, debido a la velocidad de lectura y escritura que es mucho más rápida que la de los discos SATA, ni siquiera notarás que está funcionando en segundo plano. Además, es más silencioso que los discos SATA cuando se trabaja con ellos.

Otra ventaja es, que reduces los costos en servicio técnico. Cuanto más uses un disco duro SATA o IDE, el rendimiento se degrada más. Finalmente llegas al punto en el que estás llevando tu portátil a tu departamento de TI. Cuando se utiliza una unidad SSD no tendrás que preocuparte por esto. El costo inicial de las unidades SSD puede oscilar ahora mismo entre 60 y 100 euros. Sin embargo, el costo total será más barato ya que no tendrás que sustituir los SSD.

Y otra de las principales ventajas en el uso de SSD es utilizar el disco SSD sólo para los archivos de sistema y las aplicaciones. Esto te dará todos los beneficios que hemos visto como los tiempos de arranque rápidos y el lanzamiento de aplicaciones mucho mas fluido. Puedes comprar discos pequeños para los archivos del sistema operativo y comprar algunos disco “regulares”, magnético (del tamaño que desees, son muy baratos hoy en día) para almacenar en ellos documentos de la empresa, las copias de seguridad, imágenes, vídeos etc.

Estos son sólo algunos ejemplos de maneras diferentes que puedes utilizar un disco SSD en toda su extensión. El concepto básico de un SSD te permite utilizarlo de forma que puede ayudarte a acelerar los procesos. Por lo tanto, puede haber otras razones que un SSD podría ser útil en tu empresa, por ejemplo para no ser molestado con los programas antivirus que se ejecutan en segundo plano mientras trabajas en Photoshop o en Maya.

En Tecnología Pyme | Un disco SSD nos evita tener que renovar nuestro portátil
Imagen | Collin Allen

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad