Compartir
Publicidad

El software de código abierto gana adeptos en la empresa

El software de código abierto gana adeptos en la empresa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

The Inquirer ha publicado los datos de una encuesta que habla sobre la importancia del software de código abierto dentro de las empresas. Algo que a mí personalmente no me sorprende. Cada vez, y más en estos momentos con la situación económica actual, las empresas optan por soluciones de software abierto que les permita una mayor libertad e independencia frente a soluciones privadas y/o cerradas.

En Tecnología Pyme ya hemos hablado sobre la rentabilidad entre el software propietario o libre. Una respuesta que no podemos dar a la ligera pues son muchos los factores que afecta a esa rentabilidad. Como hemos comentado, pagar una licencia de Microsoft Office no es rentable si lo único que vamos a usar del paquete ofimático es el procesador de textos y la hoja de cálculos para sencillas formulas. Pero si necesitamos ejecutar macros y compartir esos documentos con cualquier otro usuario la suite de Microsoft puede ser la mejor y única opción debido a su extenso uso.

¿Cómo decidir que aplicación nos interesa?

Para optar por una u otra opción lo mejor es realizar una lista en la que intentaremos definir lo más necesario e importante para nosotros.

  • Qué necesitamos de dicha aplicación
  • Podemos afrontar el importe de dicha aplicación
  • Cual será nuestro radio de acción: trabajaremos los documentos en local o compartiremos con otros usuarios, clientes,...
  • Qué plataforma usamos: Linux, Mac OS X o Windows (esto amplia o disminuye las opciones)
  • Previsión de ampliación (si la empresa crece en trabajadores aumentará el coste con el aumento de licencias)

Son a priori los cinco puntos que recomiendo cuando me preguntan. Lo que está claro es que más allá del coste económico de la aplicación y resto de aspectos a tener en cuenta se debe valorar la productividad que conseguiremos con dicho software. Igualmente tener claro nuestros requisitos, determinar la complejidad de integración en función del número de puestos (es más fácil adaptar un número de puestos reducidos a una configuración más amplia),... Ahora es vuestro turno. Debéis valorar cual es vuestra opción y si ya escogisteis verificar que fue la correcta. Normalmente, por comodidad, los departamentos responsables de adoptar y ofrecer soluciones son reacios a cambios por el esfuerzo que conlleva el cambio y la curva de aprendizaje. Pero, si está en nuestras manos, siempre debemos intentar ver que puede ser más beneficioso para la empresa el cambio que mantener el actual sistema.

Y es que siempre estamos a tiempo para cambiar si la finalidad de dicho cambio es mejorar. Lo interesante de esta tendencia es que ambos sectores provocarán una mejora de las diferentes aplicaciones con lo que los beneficiados seremos los usuarios. Una última aclaración, Software libre no es lo mismo que software de código abierto.

En Tecnología Pyme | Implantación de software libre en la Pyme

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad