Compartir
Publicidad

El pago por uso abre la puerta a la facturación electrónica en la pyme

El pago por uso abre la puerta a la facturación electrónica en la pyme
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


La facturación electrónica tiene dos grandes problemas a la hora de implantarse en las pymes. El primero es una cuestión de inversión. En el momento actual a la pyme le cuesta invertir en un cambio de modelo de facturación que tiene un retorno de la inversión a futuro, cuando sobre todo muchas no saben cuál será su futuro. El pago por uso abre la puerta a la facturación electrónica en la pyme en estos casos.

Soluciones que implanta la empresa y que se ajustan mucho al consumo que realiza. En este caso lo más importante es que carecen de inversión inicial, lo cual hace muy atractiva esta alternativas para empresas que comienzan o para aquellas que tienen que implantar facturación electrónica por algún motivo concreto. Sin embargo las que ya tienen implantado su propio sistema de facturación no lo encontrarán tan atractivo.

Porque el segundo gran problema de la implantación de la factura electrónica está en la integración. Si ya tenemos un sistema de facturación o nuestro ERP lo que necesitamos es un módulo que se integre con lo que ya existe en la empresa. La factura electrónica no debe suponer un cambio en la forma de trabajar que tiene nuestra empresa, simplemente debe hacer más sencillo y fácil el proceso.

Pero si queremos olvidarnos del papel también deberíamos buscar soluciones de certificación digitalizada homologadas por la AEAT y de esta forma nos evitamos tener que gestionar el papel de la factura de proveedores y clientes. También en este caso existen soluciones de pago por uso, que pueden ser interesantes para las pymes.

Lo ideal sería un sistema que nos integre ambas opciones y a la vez permita ser alojado e instalado en nuestra empresa si así lo requerimos en un momento dado. ¿Es mucho pedir? Si llegado un momento en nuestra empresa podemos invertir y la solución que tenemos implantada nos intersa, lo adecuado es trasladar el modelo de pago por uso a un modelo local, sin mayores inconvenientes.

Todas estas son opciones que las pymes deben contemplar antes de elegir un sistema de facturación electrónica. No sólo tenemos que buscar algo que solucione nuestras necesidades presentes, sino que tenga una proyección de futuro adecuada para nuestra empresa y sea además una solución integral para eliminar el papel en la gestión de la facturación.

En Tecnología Pyme | La facturación electrónica no atrae a las empresas
Imagen | cybrgrl

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos