Compartir
Publicidad

Ampliación de equipos informáticos, ¿tiramos el dinero?

Ampliación de equipos informáticos, ¿tiramos el dinero?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Que toda empresa tiene como objetivo sacar el máximo partido a sus equipos informáticos es una cuestión de sentido común. Pero con el paso del tiempo los ordenadores dejan de rendir en condiciones óptimas que teníamos cuando los adquirimos. En ese momento es cuando puede surgir la duda sobre la necesidad de ampliación de equipos informáticos, ¿tiramos el dinero?

Es lo que muchos pueden pensar si necesitamos invertir una cantidad de dinero en mejorar un equipo al que no le quedará ya mucha vida útil. Mejoraremos, pero tampoco obraremos un milagro a no ser que cambiemos varios componentes a la vez, lo cual resultará más caro y por lo tanto el plazo de vida útil que tenemos que conseguir del equipo será más grande.

Todo tiene unos límites. Equipos de cinco o seis años que ya tienen un rendimiento limitado es complicado alargarles aún más su vida útil. Claro que podemos hacerlo, pero es más interesante hacerlo reutilizando componentes que adquiriendo alguno nuevo sólo para este equipo. Un poco más de memoria, una tarjeta gráfica que podamos utilizar y podremos alargar más la vida de nuestros equipos sin que sean un lastre para la productividad de los usuarios.

Siempre que sea posible lo recomendable es renovar el equipo informático y reutilizar parte de las piezas del equipo sustituido para potenciar otro semejante que tengamos en la empresa. De esta manera mejoramos dos equipos invirtiendo en uno nuevo. La inversión que realizamos en el nuevo equipo se amortizará sin problemas y el viejo que ampliamos le alargaremos un poco más su vida útil.

Todo esto es recomendable realizarlo acompañado de una reinstalación completa del equipo, que nos permita subsanar de forma rápida todos los pequeños problemas que ha podido ir acumulando con el paso del tiempo. Esta reinstalación no lo devolverá a su estado original, puesto que en cinco años acumulará una serie de actualizaciones, Service Pack, etc. que sobrecargan el sistema.

La tecnología tiene un momento óptimo para realizar las ampliaciones, cuando es barato y abundante el tipo de memoria que utilizamos, el tipo de tarjeta gráfica que podemos incorporar, etc. y pasado dicho momento en el que se ha producido un cambio tecnológico será mucho más caro cambiar los componentes ya que dejarán de ser mayoritarios en los equipos y por lo tanto menos rentable las ampliaciones.

Por supuesto ampliar equipos portátiles prácticamente queda descartado por el mayor coste de sus componentes, además que poco podemos cambiar, memoria, disco duro y poco más. Todo lo demás casi debemos hacerlo con componentes externos que nos puede ser más rentable. Por eso debemos medir muy bien cuáles son las necesidades de nuestros equipos y usuarios e invertir e en ellos antes de que se conviertan en un lastre para la productividad, momento en el cual adquirir nuevos componentes es casi tirar el dinero.

En Tecnología Pyme | Darle una segunda juventud al ordenador de tu empresa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos