Compartir
Publicidad

¿Aceptarías que administren tu portátil si te permiten utilizarlo en el trabajo?

¿Aceptarías que administren tu portátil si te permiten utilizarlo en el trabajo?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Contar con herramientas eficientes en el trabajo nos ayuda a ser más productivos. Muchas veces la empresa nos exige unos resultados y el usuario se siente más cómodo trabajando con su propio portátil que con el equipo que le facilita la empresa. La disputa comienza con el departamento de sistema si el usuario pretende utilizar su propio equipo en un entorno corporativo. Pero esto tiene una solución que puede ser consensuada, pero ¿aceptarías que administren tu portátil si te permiten utilizarlo en el trabajo?.

La cuestión es que podríamos particionar el disco duro del portátil de manera que una partición sea el sistema de la empresa para trabajar en la oficina y otra partición sea para trabajar en casa. En la empresa se sigue manteniendo un entorno controlado, de manera que no existen peligros de instalaciones de aplicaciones no autorizadas y de licencias o problemas de seguridad por equipos que no están correctamente actualizados, por ejemplo.

El usuario gana porque puede trabajar con su equipo tanto en casa como en la oficina, manteniendo dos ámbitos separados, uno para su vida laboral y otro para su vida personal. Por el contrario pierde capacidad de almacenamiento al ceder una parte de su disco a la empresa, pero también horas de vida de su equipo portátil.

Qué debe facilitar la empresa

La empresa debería facilitar al usuario un entorno similar al que tiene en la oficina, con su sistema operativo, programas, antivirus, etc. para que pueda trabajar tal y como lo haría en el equipo de la empresa, pero con un equipo más potente con el que el usuario además se siente más cómodo. Se ahorra la parte de coste correspondiente al hardware. Es una cuestión que muchos usuarios reclaman para trabajar mejor.

Tableta

Pero lo cierto es que muchos no están dispuestos a ceder cierto control sobre sus equipos. Tener nuestros propios dispositivos en las empresas es una vieja aspiración de los usuarios cuando la informática de consumo comienza a disponer de equipos más potentes que los de oficina. Seguro que si la empresa los compensa de alguna manera puede ser una buena opción.

Al igual que cuando se usa el vehículo propio se paga un kilometraje que compensa no sólo el gasto de gasolina, sino también el uso del vehículo privado en un entorno corporativo, fórmulas similares podríamos encontrar para el uso de equipos privados en entornos corporativos, ya sea un portátil un teléfono móvil o una tableta táctil. En ocasiones, sobre todo cuando se trabaja por objetivos, tanto trabajador como empresa están interesados en que la herramienta de trabajo sea lo más útil posible.

Una fórmula que se me ocurre es que el trabajador ponga el equipo y la empresa facilite una línea de banda ancha, ya sea móvil o fija, de manera que la conexión sea posible desde cualquier ubicación que tenga. Ambos saldrían en este caso ganando. Seguro que a muchos se les ocurren otras formas de compensación, de manera que tanto usuarios como empresas tengan una relación simbiótica adecuada.

No todos los usuarios o trabajadores están por la labor de utilizar sus equipos en el trabajo. En ocasiones estamos más acostumbrados a facilitar el teléfono privado para que nos pueden llamar para cuestiones de trabajo, pero cuando entra en juego portátiles, tabletas o móviles con acceso a Internet no todos están dispuestos a utilizar sus equipos en su trabajo. Y vosotros, ¿lo haríais?

En Tecnología Pyme | Tu propio dispositivo en el trabajo te ayuda a ser más productivo
Imagen | Travis Isaacs | Perfecto Insecto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos