Doce nichos de negocio para el 2012

Síguenos

tw logo

Hace ya tiempo que estoy suscrito a trendwatching.com. Me parece un excelente observatorio para otear y anticiparse a lo que va a venir en breve a nivel mundial. Anualmente elaboran un interesante informe de tendencias de consumo, que he tratado de resumir en esta post, con el propósito de señalar doce nichos de negocio para el 2012. Doce ideas alrededor de las que se moverá dinero, en las que habrá oportunidades para emprendedores.

Como podréis comprobar no hay ninguna idea hiperingeniosa. Basta con pararse, lo que quizás es difícil en nuestra sociedad, y observar atentamente lo que nos rodea. Con ello nos daremos cuenta de que tenía razón Santiago Bilinkis con la primera de aquellas tres mentiras que comentábamos hace escasos días. Así que, sin más dilación, vamos con esas tendencias, con esas vetas de negocio:

  • Alfombra roja: hay que prestar atención a la potencialidad de consumo china. En el informe hay referencias a cadenas hoteleras, pero ya hay quien ha visto negocio en nuestro país en un sector tan deteriorado como el inmobiliario. Como se suele decir en los ámbitos de la investigación policiaca, hay que seguir al dinero, y ese nos lleva a China o a los chinos residentes en nuestro país.
  • Auto-salud: se espera un crecimiento en los gadgets y aplicaciones enfocados a controlar y mejorar nuestra salud. No me resultaría extraño que la Seguridad Social, pero sobre todo las Compañía de Seguros privadas, estimulasen su uso dentro de la vertiente preventiva y de ahorro de costos.
  • Cazagangas: el fenómeno de los outlets, de los cupones, de los descuentos especiales en marcas de lujo, etc, va seguir estando presente. El principal problema que observo en el mismo es el no defraudar las expectativas, el no vender descuentos que no son tales o evitar jugar con la calidad para obtener esos precios.
  • Eco-reciclaje: bien por iniciativas legales, bien por iniciativa propia, las marcas han encontrado una herramienta de marketing en el otorgamiento de facilidades a los consumidores para reciclar sus productos. En este sentido, y al margen de la conciencia ecológica, no estaría mal participe al consumidor de los beneficios financieros que muchas veces se obtienen por parte de las firmas en estas actividades. El euro es el euro.
  • Sin efectivo: Al margen de discutibles medidas legales, lo cierto es que el dinero en efectivo va siendo arrinconado en nuestra sociedad poco a poco. Convendrá adaptar nuestro negocio a iniciativas como las de la tecnología NFC u otras, aunque tengo mis dudas sobre la nueva competencia de los bancos. En todo caso, el actualizar el parque de terminales de cobro y el asesorar a los comerciantes en estas tecnologías es sumamente goloso.
  • Consumidores de bajos ingresos: en el informe se centran en aquellos consumidores de países en vías de desarrollo, tradicionalmente despreciados por su baja capacidad de consumo en comparación con los standards habituales. Sin embargo, su elevadísimo número es toda una invitación a devanrse los sesos para conseguir productos adecuados para ellos. Y dada las malas previsiones para nuestro país, mucho me temo que este es un nicho de negocio a valorar.
  • Contribuciones sin esfuerzo: hablamos de productos y servicios que simplifiquen las posibilidades de los consumidores y usuarios a la hora de contribuir en la mejora de infraestructuras, en la investigación de determinados problemas. A los mas viejos del lugar les sonará el proyecto SETI. A otros, la iniciativa de Mapfre y sus cajas negras.
  • Marcas humanas: Se apuesta por la sinceridad, la empatía, el buen humor, etc. En definitiva algo tan viejo como romper barreras entre la marca, la empresa, y su cliente. En este sentido conviene recuperar un clásico como El Manifiesto Cluetrain.
  • La cultura de la pantalla: estamos comenzando a explorar la potencialidad de las tabletas, de los dispositivos tactiles. Instalados en carritos de compra, como apoyo de visitadores comerciales, como interlocutores en escaparates 24 horas sobre 24, nos los vamos a encontrar en todas partes. Crearan un ecosistema de prendas, de soportes, etc que generaran un gran negocio para aquellos que sepan verlo con claridad.
  • Recomercio: en el orígen estuvo Ebay, y el negocio que descubrieron permanece. Los consumidores están listos para desprenderse de sus bienes, vendiéndolos o cambiándolos por otros. Surgen oportunidades a la hora de crear comunidades de intercambio entre nuestros clientes, o en acuerdos de recomerá de viejos productos, o simplemente como los herederos del mítico portal de subasta. Hay vida máss allá de los productos nuevos.
  • Madurez emergente: Si antes hemos dicho que la empresa debe ser más humana en su comportamiento, esta es la otra vertiente. La empresa debe ser consciente de que se encuentra ante un consumidor más maduro, menos impresionable, y con el que hay que tender cuidado en no ceder a las tentaciones de manipulación. Hay que apostar por los llamamientos a su inteligencia.
  • Apuntar y saber: Aquí se engloban los códigos QR, tecnologías de reconocimiento como las que soporta Shazam, o proyectos de reconocimiento fácil. Se trata de combinar apps y tecnología para potenciar el conocimiento del consumidor, y como no, para favorecer los proceso de compra.

¿Oué os han sugerido?, ¿echáis en falta algo?

Más información | trendwatching.com
En Pymes y Autónomos | Utilizar herramientas de tendencias para comprender la demanda de un producto (I), Utilizar herramientas de tendencias para comprender la demanda de un producto (II)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario