Las academias de formación conocen la 'gloria' y las 'mazmorras' en la misma crisis

Sigue a

academia formacion

Cuando comenzó la crisis económica y el paro empezó a crecer, fueron muchos los que optaron por prepararse unas oposiciones, creando una ‘tormenta perfecta’ para los negocios ligados a la formación, en especial, aquéllas academias que se especializaron en la docencia de la formación necesaria para acceder a distintas posiciones profesionales ligadas al sector público.

Con la agenda de recortes, y la disminución de la oferta de empleo público, la situación ha cambiado. Hasta el punto de que estos negocios que fueron boyantes en el período comprendido entre los años 2008 y 2010, a partir del 2011 empezaron a experimentar una drástica caída de las matriculaciones, que según datos del sector se cifra en el 80%.

Por lo que hemos presenciado un nuevo ejemplo de lo que denomino un ‘negocio burbuja’, es decir, negocios con un crecimiento explosivo en un período muy corto de tiempo, y que no se han podido mantener a un ritmo sobredimensionado durante mucho tiempo, existiendo en la actualidad una oferta excesiva para la poca o nula demanda que tienen este tipo de servicios hoy por hoy.

Es cierto que no todas las academias han procedido del mismo modo, ya que hay algunas que han sabido diversificar e incluso reorientar su actividad con mucha vista, de tal modo, que el potencial que tenían para ofrecer cursos de preparación de oposiciones, lo han reconvertido para ofrecer cursos de formación para desempleados o incluso en paquetes de formación para profesionales.

Por citar una comparación, pongamos el ejemplo de los promotores inmobiliarios, que ahondaron más y más en el negocio del ladrillo en los años de la burbuja inmobiliaria, centrándose en las ganancias a corto plazo, y olvidando que el proyecto de empresa es mucho más que eso.

En Pymes y Autónomos | Los servicios ‘low cost’ puede destruir muchos sectores
Imagen | iriaflavia


Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios