Sigue a

Botellon

Se habla de que la situación de “crisis” actual se ha llevado a una “generación por delante”, se habla de que la “culpa” es de que la juventud pudo acceder a trabajar muy fácil y que la misma (viéndose animada a ello, claro) decidió (en parte) dejar de estudiar para ir a la fábrica o bien a la construcción. Se habla de que algo hay que hacer con está juventud para que el país, la economía y todo tire para adelante, pero yo me pregunto, ¿cómo se pretende convertir lo inconvertible? Y es más, ¿seguro que es está juventud la que tiene que ser el motor del país? Si es así, mal vamos.

Me explico, el problema no está en que la juventud lo tuviese fácil para encontrar trabajo en la obra o en la fábrica, el problema está en que una parte de la juventud que quería la vida fácil y no pegar palo al agua prefería un mal trabajo a prepararse un futuro, y ahora ¿qué? Pues ahora claro la culpa no es de ellos, es de los demás. Es de los demonios empresarios que les daban trabajo y de la demoníaca sociedad que les empujó a dejar de estudiar, ¡tiene narices el tema!

El problema señoras y señores no es que hubiese trabajo en las fábricas o en la construcción, el problema no es que se diese oportunidades a esos jóvenes que pos sí mismos no querían ni sabían aprovechar ninguna oportunidad. El problema es que esos jóvenes no querían otro camino que ese. Mejor dicho, sí, otro camino sí que les atraía: ya les iba bien el camino de ir a llorar (¿lágrimas de cocodrilo? No, que va, para nada vamos) a la asistencia social.

De verdad, yo no veo fácil solución a ello, pues el problema no está en que esos jóvenes vuelvan a tener trabajo o no, el problema está en que la mayoría no han estado, ni están, ni quieren estar realmente capacitados para tener un trabajo. Así, que no veo la clave en que el empresario pueda volverle a dar trabajo a ese chico, el problema lo veo en que ese chico o chica sea capaz y quiera prepararse su futuro, y yo sin duda en muchos casos esa posibilidad, esas ganas no las veo. Pero como no, la culpa será de los demás, y las soluciones (y la manutención) se las deberemos dar nosotros.

En pymes y autónomos | 900.000 jóvenes sin trabajo y sin posibilidad de tenerlo
Imagen | Mon Labiaga Ferrer

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios