Cuando un 'error' se convierte en un negocio sin esperarlo

Sigue a

Ecce

En la retina de todos está el asunto que hace unos meses se produjo en el pueblo aragonés de Borja, cuando una señora mayor ‘cambió de personalidad’ la imagen del Ecce Homo, creando un revuelo muy importante que no ha tenido parangón con algún otro suceso a lo largo de la historia de nuestro patrimonio histórico.

Este incidente consiguió que las visitas al pueblo se disparasen, y con ello la industria del merchandising asociada. Pero curiosamente no todo acaba ahí, porque ahora se ha conseguido hasta embotellar vinos con el acontecimiento que les acabo de describir.

Tal vez sea fruto de la necesidad de crear cosas nuevas en una situación de crisis, de dar salida a un stock de producción, o cualquier otra. Pero lo cierto es que lo que en principio se trataba de un error, se ha convertido en una oportunidad de negocio que algunos quieren rentabilizar.

Por tanto, de aquí se desprende una importante reflexión, la de obtener los puntos positivos de aquello que en principipo se trata de un fracaso, de tal modo que podemos tomar nota para nuestro día a día, para que nos ayude a apreciar el punto positivo de todo aquello que nos vaya aconteciendo, y tengamos la habilidad necesaria para saber identificar sus bondades y sepamos rentabilizarlas.

En Pymes y Autónomos | Tenemos que montar un negocio juntos
Imagen | centralasian


Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario