El miedo es la peor enfermedad para las expectativas profesionales

Sigue a

Fracaso

En la época actual son cada vez más los que miran al futuro con pesimismo y con peores expectativas que hace tan solo unos años, lo que les lleva a modificar su comportamiento respecto a algunas cuestiones, como por ejemplo la actitud en el trabajo.

El mejor ejemplo de ello es el trabajador que teme por la ‘salud’ de su puesto de trabajo, lo que le lleva a una situación de inseguridad, nerviosismo y caída de la productividad, al dilatar sus jornadas de trabajo con el convencimiento de que es la mejor actitud para enfrentarse a estos tiempos de incertidumbre que padecemos.

Esta situación, que puede parecer teórica e imaginaria, es mucho más frecuente de lo que puede llegar a parecer, y tiene el riesgo de avocarnos hacia una espiral de percepciones negativas sobre el futuro de nefastas consecuencias, hasta el punto de limitar o condicionar nuestra carrera profesional.

Por tanto, debemos evitar que el miedo modifique nuestros hábitos y nuestra actitud en nuestra vida personal y profesional, puesto que esa inseguridad y nerviosismo que genera puede jugarnos muy malas pasadas, siendo lo mejor actuar con normalidad. Porque partiendo de la base de que es nuestra obligación realizar nuestro trabajo con excelencia, no podemos controlar la estabilidad de nuestro puesto de trabajo al no depender de nuestra decisión.

En Pymes y Autónomos | El pesimismo juvenil augura un fracaso social futuro
Imagen | fracaso


Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario