Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Siete consejos para sacarle partido a tu asesoría

Siete consejos para sacarle partido a tu asesoría
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Sage

La decisión de poner en manos de alguien ajeno a nuestro negocio una parte importante de nuestra información y de la gestión de nuestra empresa es lo suficientemente importante como para tomarla con tiempo y valorando muchos aspectos.

Entre ellos, una parte importante es el hecho de contratar los servicios de una asesoría pensando en cómo vamos a exprimir los servicios que nos va a prestar. Por esta razón, os damos estos siete consejos para sacarle partido a tu asesoría.

1) No equivocarnos en la elección de asesoría

El principal error, que posteriormente se transformará en dificultades y obstáculos para sacarle verdaderamente partido a nuestra asesoría, es, sin duda, equivocarnos en la elección de la misma. Es muy habitual que el emprendedor que comienza, por ahorrarse algo de dinero o por simple desconocimiento, elija una asesoría que no llegue al nivel que necesita su empresa.

Es por esto por lo que, a la hora de elegir nuestra asesoría, debemos hacerlo con mucha responsabilidad, pidiendo referencias, e incluso buscando a una asesoría que sea experta concretamente en el sector en el que desarrollaremos la actividad, acompañando esto de la varias solicitudes de presupuesto de los servicios que necesitemos.

2) Que sea una asesoría no simplemente un tramitador

En ocasiones, el emprendedor, bien porque no cuenta con la experiencia suficiente o porque no conoce la potencialidad que pueden tener los servicios de una buena asesoría, puede llegar a pensar que con presentar impuestos es tarea suficiente. Esto no debería ser así, ya que deberíamos esperar algo más.

Y es que necesitamos, entre otras cosas, que nos resuelva cualquier duda que tengamos, que nos planifique fiscalmente el año, que nos explique cómo facturar, que nos aconseje sobre si nos conviene hacer una inversión o cancelar un préstamo, que nos informe de las subvenciones que vayan saliendo, así como una interpretación de los resultados que se vayan dando en nuestro negocio.

3) Una reunión inicial y otras cada periódicas

Una de las primeras decisiones que tiene que tomar el autónomo al contratar con su asesoría es sentar las bases de cómo le haremos llegar la documentación, si trabajaremos con un programa de facturación de autónomos y , por ejemplo, los criterios para saber qué gastos son deducibles o simplemente cómo hacer facturas.

Esto irá acompañado de reuniones periódicas de seguimiento para ver si estamos haciendo todo bien, resolver dudas, rectificar errores, entregarnos informes de resultados o planificar el año respecto a los posibles cambios en nuestro personal o las novedades fiscales que nos afecten.

4) Comunicación fluida

Es importante mantener una comunicación constante y fluida, intentando que exista mucho feedback por parte de nuestra asesoría. En este sentido, es igualmente importante la inmediatez, ya que la actividad de nuestro negocio no se detiene y necesitamos poder disponer de información de nuestra asesoría en tiempo y forma.

Es interesante poder constatar, antes de que empezar a trabajar con una de ellas, que hacen llegar información de utilidad constantemente a sus clientes.

5) Trabajar en digital y con programas de facturación online

La omnipresencia debe ser una virtud de nuestra asesoría y, para ello, es fundamental que esté acostumbrada a trabajar en digital proponiéndonos una Intranet o un entorno donde podamos intercambiar información y documentos de forma bidireccional.

Igualmente es importante que el autónomo trabaje con un buen software de facturación, como los de Sage, que nos facilite las cosas y que permita optimizar la administración de nuestra empresa.

6) No olvides que eres su cliente

Parece una obviedad, pero es habitual que seamos muy exigentes en algunas cosas, como por ejemplo, elegir el lugar que nos vamos de vacaciones o comprar un coche de segunda mano, pero no tanto en otras. Y es que, a veces, no terminamos de exigir un buen servicio a nuestra asesoría y permitimos bajar el nivel de servicio sin justificación.

Aspectos como que se nos haga llegar información de cualquier modificación importante, como pueda ser una subvención o cambios en las retenciones, o simplemente un aviso de cuando se va a efectuar un cargo en cuenta para asegurarnos de que no devuelvan el recibo son muestras significativas de esto; en definitiva, debemos exigir aquellos servicios que contratamos y no conformarnos con menos.

7) Asesoría integral con fiscal y laboral

Por último, el que se trate de una asesoría que maneje todos los aspectos es importante ya que quizá sea mejor una asesoría que maneje la información completa de nuestro negocio a tener varias donde una lleve la parte fiscal y la contabilidad y por otro lado otra con todos los aspectos laborales

Foto | juan.aguere

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos