Qué hacer si nuestro proveedor no nos quiere dar la factura

Sigue a

estoy muy cabreado


Llevo tiempo queriendo hacer este post, pero hasta que no he solucionado el entuerto lo he postpuesto. Un problema que se nos puede presentar en alguna operación de compraventa de cualquier tipo puede ser que nuestro proveedor no nos quiera entregar la factura.

Mi caso particular tiene como origen una operación inmobiliaria que se enquistó desde un principio, y cuando los negocios no comienzan bien terminan peor. Prueba de ello fue la negativa del vendedor a expedir factura por la venta realizada. La operación estaba sujeta a IVA y sin factura, no hay deducción de las cuotas soportadas. ¿Qué hay que hacer en estos casos?

Simple, las tres vías que tenemos siempre. Primero, la vía amistosa, por la que llamamos por teléfono a nuestro proveedor y le decimos que haga el favor de mandarnos la factura. Esta vía funciona cuando las relaciones son buenas, si no estamos perdiendo el tiempo.

Como con la llamada hemos perdido el tiempo y el dinero, pasamos a la segunda vía menos amistosa. Solicitud por escrito y fehaciente de la factura. Para ver los medios disponibles para llevar a cabo este paso, recomiendo la lectura de este post. En mi caso como el importe de la operación es muy elevado, opté por el burofax como medio de prueba.

Como este medio tampoco ha surtido efecto, vamos a por la tercera vía, en absoluto amistosa y paso definitivo para poder deducirnos el importe. Denuncia por escrito ante la AEAT en la que solicitamos la deducción del IVA pagado.

Este medio es infalible. puesto que con Hacienda hemos topado nunca mejor dicho. Realizamos un escrito en donde detallamos la operación, adjuntamos los medios de prueba tanto de la compra (albaranes, cartas de transporte o escrituras) como en la reclamación de la factura (carta certificada / burofax…) y solicitamos la deducción de las cuotas soportadas en la operación con esos medios de prueba.

La respuesta por parte de la AEAT va a ser positiva autorizando la deducción. Respecto el proveedor, pues bien, que se busque la vida con la AEAT porque la inspección de IVA es casi segura con la correspondiente multa por no cumplir con el reglamento de facturación. A grandes males, grandes remedios.

Imagen | Ana Paula Prada
En Pymes y Autónomos | IVA

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios