Papel pelota, papel de colusión

Sigue a Pymesyautonomos

pelota

Aprovechando que estamos hablando este verano acerca de la letra de cambio y del descuento de efectos comerciales, es oportuno dedicarle un post a un fenómeno que surge vinculado a ellos. Es el llamado papel pelota o papel de colusión, que no deja de ser, en última instancia, un fraude a la entidad financiera. Se trata además de un práctica propia de desesperados, con escaso recorrido y que una vez detectada supone nuestra expulsión del Banco. Y aún así se sigue dando. Y mucho. ¿Cómo funciona? Un ejemplo será lo más gráfico.

Yo, pequeño empresario ando pillado de dinero. Fundamentalmente es un problema de financiación de los gastos generales del negocio. No cuenta con fondos propios, no obtengo pólizas de crédito, nada. Pero si tengo una linea de descuento. Lo malo es que no tengo más papel para descontar. Pues técnicamente me lo invento. No existe ninguna venta, ningún derecho real de cobro que lo respalde. Se trata de rellenar las letras que hagan falta por el importe necesario, y descontarlas en uno o más bancos.

Pueden ser letras sin aceptar, o recibos, usando los datos de clientes de nuestra cartera, que desconocen nuestra operativa. También puedo contar con la colaboración del presunto deudor, remunerada o no (puede haber incluso un doble efecto pelota), que puede incluso llegara a aceptar las letras. Procedo a su descuento obteniendo el dinero. Tengo ahora 60, 90, los días que haya puesto de plazo en los efectos para buscarme la vida y obtener ese dinero. Si lo consigo, y el falso deudor no sabe nada, recuperare la letra antes de su vencimiento. El problema es que si esto se repite a menudo el Banco puede desconfiar. Es por ello que es mejor contar con la cooperación de la otra parte. Llegado el vencimiento, y desde la cuenta de otro Banco le ingresaré el dinero para que haga frente a ese efecto.

En la práctica, lo habitual suele ser que no obtenga ese dinero, que siga pillado, y que no pueda cubrir ese papel pelota. ¿Solución? Aunque parezca un chiste, volver a emitir más papel pelota, obtener liquidez e ingresar ese dinero para cubrir el anterior vencimiento, o bien que el emita papel pelota contra mi y lo descuente en su Banco (eso si, no domiciliando en el Banco donde yo he descontado al principio, deberé darle otra cuenta). Y por supuesto antes de que este tenga lugar. Resultado, llenaré a marchas forzadas mi linea, cada vez los importes deberán ser superiores y mi margen de maniobra será inferior, hasta agotarse, si no me pillan antes.

Se trata de una variante a plazo de las conocidas ruedas de talones. Tienen un poco más de juego que éstas, pero casi siempre acaban por desmoronarse, pues no se consiguen ingresos ajenos para detener este circulo vicioso. En el caso de empresas de reducida dimensión son fácilmente detectables. En el caso de empresas mas grandes, con varias filiales que tengan operaciones intraempresa puede haber más dudas, incluso resulta difícil determinar donde comienza el papel pelota y donde termina el papel comercial de verdad. Es por ello que descontar papel a cargo de empresas del grupo no suele estar bien visto.

Más información | Foros Plan General Contable
Imagen | Rodrigo Rodrigo Rodrigo

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario