El sistema de Cooperativas ayuda a que Gipuzkoa sea la provincia con menos paro

Síguenos

Mondragón

En estas páginas hemos analizado en varias ocasiones las bondades que presenta el sistema de cooperativas para el tejido empresarial y la sociedad en su conjunto, un modelo organizacional que está demostrando que es más tenaz en estos tiempos tan turbulentos, y que además es capaz de ser flexible ante situaciones cambiantes, procurando una mayor estabilidad económica a los miembros que las integran.

Fruto de ello es la particular situación de la provincia vasca de Gipuzkoa, que cuenta con la menor tasa de paro de toda España (tan solo un 12,5% al cierre del pasado ejercicio de 2012), situándose a niveles muy parecidos a la que se desprende de algunos países del ‘core’ de la Europa continental.

Seguramente que este resultado sea consecuencia de innumerables factores, pero lo que si podemos afirmar a viva voz es que el sistema de cooperativas ha ayudado en gran parte, teniendo en cuenta la escasa permeabilidad de sus negocios a la crisis y el mantenimiento de los puestos de trabajo.

En términos operativos, esta mayor flexibilidad se debe a la cuestión de que la mayoría de los empleados de la red de empresas a la que da lugar, son socios, por lo que el acatamiento de medidas de flexibilidad interna se aprecia desde un prisma diferente, limitando el conflicto social, al estar muy alineados los intereses de la empresa y los trabajadores, que tanta problemática han suscitado en otros entornos.

Cuando quiera que pase esta crisis, podemos detraer muchas lecturas de esta particularidad, y llegaremos a la conclusión de que no conseguiremos una organización empresarial robusta, tanto en cuanto no se produzca la instauración de un sistema participativo en el que tanto empresarios y trabajadores se sientan integrantes de un mismo ‘barco’.

En Pymes y Autónomos | Las cooperativas de trabajo, una alternativa poco conocida
Imagen | huhezi


Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario