Compartir
Publicidad

MailChimp, el mono cartero para profesionales

MailChimp, el mono cartero para profesionales
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


El correo electrónico sigue siendo el rey de las comunicaciones profesionales entre empresas y particulares. Su uso en campañas de marketing o para informar de la evolución de un proyecto o una venta, es masivo. MailChimp, el servicio líder de correo electrónico profesional y otros servicios como aweber.com, nos ayudan a controlar tres factores clave: la lista de destinatarios, la forma y contenido del mensaje, y por último el envío y sus resultados.

Vamos a trabajar con el objetivo de maximizar el impacto de nuestras campañas de correo, incidiendo especialmente en evitar ser catalogados como spam y en incrementar el índice de lectura de los correos. Esto no es fácil de llevar a cabo sin ayuda de profesionales o productos específicos. Veamos como nos ayudan en esta tarea estos inteligentes chimpancés.

Lista de destinatarios


Para empezar MailChimp nos ofrece varias alternativas para construir y mantener tantas listas de destinatarios como queramos. Podemos importar los contactos que ya tengamos en nuestro correo habitual, tanto desde ficheros locales como desde servicios en la nube tipo GoogleDocs, SalesForce… Otras dos maneras de aportar contactos es usar formularios de suscripción incrustados en tus webs o blogs, o incluso que tus aplicaciones comuniquen directamente a MailChimp las incidencias de tu base de datos de usuarios. Obviamente estas dos últimas técnicas requieren conocimientos más allá de este artículo.

La lista tendrá al menos las direcciones de correo y el nombre del contacto, pero se le pueden añadir atributos para poder hacer envíos segmentados por criterios como la edad, la ciudad, el género… Algo en lo que en MailChimp son escrupulosos es que en esa lista se incluyan sólo contactos que acepten nuestros envíos, nunca direcciones conseguidas sin consentimiento.

Plantillas de correo


Es verdad que se pueden enviar correos eficaces usando texto puro y duro, pero los correos formateados y con imágenes son mucho más atractivos y transmiten una mayor sensación profesional. Bueno, esto último sólo es cierto si están gráficamente bien diseñados y técnicamente bien construidos. Si no somos profesionales o no hemos encargado ya una plantilla a una agencia, podemos usar alguna de las docenas que ofrece MailChimp. Todas cumplen ambos criterios básicos: diseño agradable y adaptado a la enorme diversidad de los lectores de correo.

Campaña de envíos


Una vez que tenemos destinatarios y plantillas es hora de crear mensajes y enviarlos, esto es lo que MailChimp llama campañas y que consisten en seleccionar todos o parte de los destinatarios de alguna de nuestras listas, elegir un plantilla, darle contenido y programar su envío inmediato o diferido. A partir de ese momento, el mono cartero se encarga de enviar todos los correos y controlar las posibles devoluciones, lecturas… aportando valiosos informes para conocer el impacto de nuestras campañas.

En todos estos pasos hay una máxima que debemos convertir casi en religión: luchar contra el spam. Todos hemos sido molestados con mensajes no deseados, como respuesta los proveedores de servicios, hotmail de manera obsesiva, han creado filtros que eliminan o apartan los correos que consideran basura. No queremos que los nuestros sean tratados como basura. En MailChimp te aportan consejos y analizan tus mensajes dándote recomendaciones para evitar que caigas en los basureros electrónicos junto a los vendedores de viagra.

Más Información | Mailchimp
En Tecnología Pyme | “Las redes sociales no apartan al e-mailing”, entrevista a Paul de Fombelle, director general de Sarbacán España

Alberto Basalo es el fundador de docuralia un gestor documental en la nube para PYMES

Trabajó en empresas como Zara o Tous

Puedes seguirlo en Twitter: @albertobasalo y leerlo en el blog de docuralia y en su blog técnico Arquitectura Binaria

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos