Compartir
Publicidad

La nube o cómo ahorrar costes tecnológicos en la empresa

La nube o cómo ahorrar costes tecnológicos en la empresa
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los avances tecnológicos no sólo hacen el día a día de las empresas mucho más sencillo, sino que logran algo que hoy por hoy es esencial para supervivencia: el ahorro de costes. Uno de esos avances ha sido el ‘cloud computing’, es decir, el acceso a servicios y software a través de la nube, a través de la red. Pese a que existen ciertas reticencias sobre la seguridad y la fiabilidad de este nueva forma de trabajar en las compañías, existen muchas ventajas y entre ellas es la reducción de inversión económica en equipamiento tecnológico.

El ahorro de costes a través de la nube es una evidencia que lo aseguran los propios directivos de empresas. Así lo corrobora el reciente estudio elaborado por la consultora KPMG en colaboración con Forbes Insight: siete de cada diez empresarios consultados confirman que en sus firmas se ha incrementado la eficiencia y el ahorro de costes y sólo un 6 % no lo hace.

No vamos a esconder sus riesgos, que los tiene. El fundamental o, al menos, el que más retrae a las pequeñas firmas es la seguridad de los datos. Algunos fallos surgidos en plataformas tan extendidas hoy en día hacen que muchos pequeños empresarios mantengan aún las reticencias y dudas a la hora de aterrizar en la nube. Sin embargo, analizándolo con frialdad, la gestión física de aplicaciones, utilidades, servicios y datos puede ser igual o más insegura si no hay medidas tomadas para que no ocurra.

Pero frente a esos posibles problemas de seguridad, hay una serie de ventajas que pueden ser decisivas a la hora de decir, entre las que destacan el ahorro. ¿Por qué se puede ahorrar con la gestión de servicios y utilidades en la nube? Principalmente porque permite olvidarse de instalaciones y mantenimiento, de actualizaciones y de licencias, que tienen un coste económico importante para las arcas de la PYME.

Hay otro factor decisivo: no es necesaria ni la formación de los empleados ni desembolsos iniciales para disfrutar de esa tecnología. La filosofía es muy distinta y se basa en el modo ‘pago por uso’, es decir, con precios que varían dependiendo del número de trabajadores que disfruten del servicio y de la intensidad con la que se haga en el día a día.

Desde una suite de ofimática para elaborar todos los documentos de la empresa en línea, hasta una intranet que mejore la comunicación interna, un ‘disco duro’ virtual que aglutine los principales archivos a los que se tendrá acceso desde cualquier dispositivo móvil o fijo, hasta un software completo para la administración de la relación con los clientes a través de la red.

Hay soluciones casi para cada una de las necesidades de la PYME en la nube. La inversión tecnológica puede estar al alcance de muchos bolsillos empresariales aterrizando allí. Hay ya estudios que hablan de un incremento de hasta el triple en el uso de estas herramientas. Con una buena planificación, el ahorro es evidente.

En Pymes y Autónomos | ¿Las ventajas de la nube ganarán a los riesgos? Las cifras dicen que sí, Las pymes se instalan en la nube y su impacto ya es más que positivo en la economía, Autónomos en la nube Imagen | FutUndBeidl

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos