Publicidad

RSS patrimonio neto

Diferencias entre patrimonio neto y fondos propios

Comentar
Diferencias entre patrimonio neto y fondos propios

El patrimonio neto es una de las tres grandes masas patrimoniales de una empresa, junto con el activo y el pasivo. Se define como la parte residual de los activos, una vez deducidos todos los pasivos. Dicho de otro modo, son los recursos propios con que cuenta una empresa para financiar su activo, también conocido como pasivo no exigible, ya que no constituye ninguna obligación de la empresa con terceros ni tienen un vencimiento.

Sin embargo, en muchas ocasiones se suele confundir el patrimonio neto de una sociedad con los fondos propios cuando, en realidad, son conceptos ligeramente diferentes. ¿Qué diferencia existen entre ellos?

Leer más »

¿Qué son las cuentas anuales? Los cambios en el patrimonio neto

Comentar
¿Qué son las cuentas anuales? Los cambios en el patrimonio neto

Desde el 1 de enero de 2008 la contabilidad de las Pequeñas y Medianas Empresas debe recoger los cambios en el patrimonio neto. Ya hemos visto que el patrimonio neto se engloba dentro del pasivo en el balance para equilibrar las dos grandes partidas que lo forman. En el Plan General Contable anterior esta información se recogía en la Memoria. A partir del ejercicio 2008 se introdujo como una partida más de las cuentas anuales.

El estado de cambios en el patrimonio neto está formado por todas las partidas que afectan a los fondos propios. El análisis y el conocimiento de esas partidas nos permite conocer el valor patrimonial de la empresa al cierre del ejercicio y los elementos que conforman ese valor. Podemos apreciar también las variaciones con respecto a ejercicios anteriores, lo cual nos dará un idea de la evolución de la empresa a lo largo de su trayectoria de negocio

Leer más »
Publicidad

Nuevo Plan General de Contabilidad: Principales Cambios (II)

Comentar
Nuevo Plan General de Contabilidad: Principales Cambios (II)

En el nuevo plan contable, hace la aparición de un nuevo subgrupo dentro del inmovilizado que se denomina "inversiones inmobiliarias". La condicición para clasificar una edificación en esta subcuenta es que dicho inmovilizado se posea para obtener rentas, plusvalías o ambas. Quedan fuera por tanto de inversiones inmobiliarias aquellos terrenos y edificaciones que se usen en la producción o suministro de bienes o servicios, o bien aquellos que se usen en la gestión administrativa. En el caso de empresas inmobiliarias, tampoco tienen cabida aquí, ya que tambien se exceptúan aquellos que la venta sea el curso ordinario de las operaciones. Dentro del grupo II, se ha procedido a renumerar el inmovilizado inmaterial al subgrupo 20, y el inmovilizado material al subgrupo 21.

Aunque como no, la novedad más llamativa y desconocida a su vez, es la aparación de dos nuevos grupos; el 8 y el 9, que recogen los gastos e ingresos imputados directamente al patrimonio neto. Para que lo entendamos mejor, son gastos o ingresos derivados de la valoración de determinados activos y pasivos que no se recogen en la cuenta de pérdidas y ganancias. Por ejemplo, aquí contabilizaremos los gastos derivados de la valoración de los activos financieros disponibles para la venta. Estos grupos se cierran a cierre de ejercicio contra cuentas del subgrupo 13, de forma análoga al cierre del grupo 6 y 7 contra la cuenta 129. No obstante, y una buena noticia para la mayoría, es que estos grupos no aparecen como tal en el plan de contabilidad adaptado a Pymes.

Foto: TEYCO - Polígono Industrial Sant Vicenç, Castellbisbal

En Contabilidad: Nuevo Plan General de Contabilidad: Principales Cambios (I)

Leer más »
Publicidad
Inicio