Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

La financiación mediante medios de pago: créditos variables asociados a tarjetas

La financiación mediante medios de pago: créditos variables asociados a tarjetas
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Los españoles tenemos menos afición al uso de tarjetas de crédito que nuestros vecinos de la Unión Europea y aún así el uso de la tarjeta de crédito se ha duplicado en España desde el 2000 hasta 2012. Los españoles hicieron 52 compras con la tarjeta al año en 2012, frente a las 79 de la UE, pero dentro de la Unión Europa se producen grandes diferencias que van desde las 230 compras al año con tarjeta de crédito que realizan los suecos, a las 4 compras al año que realizan los búlgaros y las 7 de griegos y rumanos. Aunque entre estos polos opuestos obviamente, pagan menos con tarjeta los que menos rentas y capacidad de pago tienen.

Independientemente de las compras que realicemos con las tarjetas, no tenemos más que abrir nuestras carteras y raro sería que no tengamos ocupados todos los huecos que se habilitan para ellas, acompañando a las tarjetas de crédito por excelencia la Visa y la Mastercard, todo tipo de tarjetas de crédito ofrecidas por diferentes establecimientos comerciales.

Todas las tarjetas de crédito que nos facilitan los proveedores de servicios de pago tienen además del logo del que nos facilita la tarjeta, el logo de la marca a la que está asociada esta, principalmente Visa o Mastercard, que son los que facilitan los sistemas, los servicios y las normas que ayudan a hacer posible los pagos electrónicos.

Mientras que Mastercard es una empresa que cotiza en Bolsa, Visa es una joint venture de 21.000 instituciones financieras que ofrecen productos Visa.

Definición y características de la tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito son aquellas que nos permiten disponer de un crédito que nos facilita la entidad emisora para la realización de pagos u obtener dinero en efectivo, hasta cierto límite y sin necesidad de tener fondos en una cuenta bancaria en ese mismo momento. Siendo esta la principal diferencia con las tarjetas de débito.

Las tarjetas de crédito suelen tener dos tipos de créditos asociados:

  • El crédito concedido por el periodo que va desde la fecha de adquisición del artículo o servicio, hasta la fecha de liquidación de las operaciones realizadas con la tarjeta a fin de mes. Este crédito no tiene asociado coste alguno y como mucho puede ser de un mes, suponiendo que compremos un artículo el día después de que se cierre el cómputo de acumulación de los pagos de las compras.
  • La obtención de un crédito variable asociado a la tarjeta. Este crédito suele ser un crédito instantáneo y permite fraccionar el importe acumulado en la tarjeta de crédito en plazos. El coste de este tipo de financiación suele ser caro en comparación con otras fuentes de financiación, pero muy cómodo y flexible.

Comisiones: las entidades financieras suelen cobrar comisiones de mantenimiento, aunque también y en función de la vinculación o negociación pueden no cobrarse este tipo de comisiones. Por su parte las tarjetas de crédito asociadas a establecimientos comerciales se ofrecen sin coste alguno y son ofrecidas por casi todas las grandes cadenas comerciales.

La cuenta corriente asociada: muchas entidades bancarias, así como establecimientos comerciales ofrecen tarjetas de crédito girando los recibos correspondientes en la cuenta corriente y entidad que se desee.

Límite del crédito y excedidos: las entidades suelen fijar un límite de crédito máximo para cada categoría de tarjeta (oro, plata,...), limite que se ajusta a su vez en función del cliente solicitante y la política de riesgos de la entidad financiera. Por otra parte el solicitante de la tarjeta de crédito también tiene la posibilidad de limitarlo, algo que puede ser de utilidad para evitar que se acumulen demasiados pagos, así como por cuestiones de seguridad.

Identificación: a la hora de utilizar una tarjeta de crédito debemos de identificarnos con un documento de identidad y firmar la operación bien físicamente o con PIN.

En Un Nuevo Impulso:

Imagen | De la Cigoña

Publicidad

También te puede gustar