Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Análisis de riesgos en entidades financieras y empresas

Análisis de riesgos en entidades financieras y empresas
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Si hablamos de análisis de riesgos, ¿qué es lo primero que pensamos?, pensamos en Bancos, en Cajas de Ahorros, en la financiera del coche,.... Pero cada vez más el análisis de riesgos se extiende más por las empresas. Antes de la crisis era raro hablar de análisis del riesgo comercial, parecía algo de grandes empresas, pero ahora no se entiende la formalización de una venta sin un análisis previo del riesgo comercial.

Incluso en este afán que tenemos de buscar terminología anglosajona se está extendiendo el concepto de Credit Management para definir el conjunto de actividades encaminadas a asegurar la liquidez de las ventas a crédito de las empresas.

El análisis de riesgos de impago es pues algo común de empresas y entidades financieras, salvando obviamente las diferencias.

Análisis de riesgos en las entidades financieras

El asegurar la "calidad" del riesgo es una de las misiones más importantes de la actividad bancaria, siendo el riesgo de los créditos uno de los muchos a los que se enfrentan las entidades financieras.

El proceso de gestión de gestión del riesgo abarcaría las siguientes fases:

  • Definición del enfoque y objetivos perseguidos
  • Identificación de los riesgos críticos
  • Medida y estimación de la cuantía, frecuencia, etc.
  • Análisis propiamente dicho de los riesgos
  • Implementación de las acciones de gestión del riesgo
  • Monitorización, control y generación de informes y medidas de respuesta preventiva

El riesgo de las entidades financieras debe de ser planificado de acuerdo con los medios e información disponible, gestionado y controlado. Para el análisis de riesgos las entidades financieras trabajan con diferentes modelos:

El Credit Scoring o Modelo de Valoración Automática. Modelo estadístico, normalmente aplicable a pequeños riesgos, que utiliza las técnicas estadísticas de análisis discriminante y de regresión múltiple basadas en datos como la edad, estado civil y antigüedad en dicho estado, número de hijos, tipo de empleo y antigüedad, cargo, empresa en la que trabaja, importe del crédito solicitado, destino del mismo etc.

Estos datos se cumplimentan en un formulario y se le asigna a cada uno una valoración según los criterios de cada entidad, obteniéndose un resultado final que de una manera automática determina la procedencia de la concesión del riesgo solicitado.

Modelo Relacional. Se basa en el análisis exhaustivo de la información que obra en poder de la entidad, derivada de las relaciones previas con el cliente, ponderando positivamente la buena trayectoria del cliente con la entidad.

Modelo Económico-Financiero. Es el más completo y admite variantes de gran complejidad, basadas en la proyección de los resultados económicos y del cash-flow previsto para el solicitante del riesgo. Es el modelo que ofrece más fiabilidad para analizar cantidades importantes y riesgos complejos, normalmente derivados de clientes corporativos. Suele acompañarse del Modelo Relacional.

Para la aplicación de cualquiera de los modelos anteriores, las entidades financieras se apoyan en:

Información. Que puede ser obtenida directamente, como la documentación aportada por el solicitante y la visita de los analistas a la empresa y sus instalaciones; como indirectamente a través de diferentes asociaciones, registros o entidades como: Registro de Aceptaciones Impagadas (R.A.I.), Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (ASNEF), Experian Bureau de Crédito (Badexcug), Central de Información de Riesgos del Banco de España (C.I.R.B.E), Registros Oficiales, (Mercantil, de la Propiedad, etc.), agencias de información comercial, clientes, proveedores, competencia, o cualquier otra que nos pueda parecer interesante y fiable.

Los departamentos de Análisis de Riesgos que emiten los informes o propuestas de riesgos, donde se recoge el resultado de los análisis realizados por el equipo de profesionales que pueden recoger datos relativos a: la solvencia moral del solicitante (Character), su capacidad para generar fondos (Capacity), los recursos propios disponibles (Capital), las garantías aportadas (Collateral) y factores exógenos (Conditions) tales como la situación de la economía, del sector de actividad, perspectivas, etc.

La gestión del riesgo comercial en las empresas: el Credit Management

Son las 6:45, faltan 15 minutos para cerrar, hoy ha sido un día no demasiado bueno en ventas, pero de repente entra un fax, la administrativa lo tiene que ver varias veces, es un pedido equiparable a la facturación del mes de un cliente nuevo. El gerente no está, el fax parece quemar en las manos, el pedido es urgente. ¿Se formalizará la venta?

Casos similares a este se pueden dar en las empresas y el proceso, al igual que en las entidades financieras, empieza por obtener la máxima información posible, para luego proceder a analizarla, tanto si contamos con un departamento de Credit Management como si el riesgo lo analiza el gerente de un Pyme de pocos empleados.

La concesión de crédito comercial es caballo de batalla entre los departamentos de ventas y administración, ya que suele ser este último el que realiza o solicita la información para verificar la solvencia del cliente. El responsable del análisis de los créditos, analiza los nuevos clientes, hace un seguimiento de los existentes, solicita información financiera a los clientes, recaba información de riesgos de las agencias de información comercial, gestiona y solicita fianzas y avales, deniega o limita ventas con pago diferido y bloquea o libera pedidos en función de los límites de riesgo asignados a los clientes.

El responsable del análisis de riesgos participa, o debería de hacerlo, en la definición de la estrategia de riesgos de la empresa así como de las políticas de crédito y cobranza. También concede las líneas de crédito y marca los límites de riesgo para cada cliente, realizando el seguimiento del riesgo en circulación y determina las condiciones de pago.

También debe responsabilizarse del control y gestión de los saldos de clientes, supervisando saldos vencidos y realizando las gestiones para que se materialicen los cobros en tiempo y forma, tanto los vencidos de los que no se ha recibido el cobro, como los que han sido impagados después de ser enviados al banco para gestionar su cobro, encargándose de la apertura y preparación del dossier con la documentación relativa al impago, para utilizarla según proceda para procurar la recuperación del crédito.

En un Nuevo Impulso:

Imagen | Veronique Moseley-Labordus

Publicidad

También te puede gustar