Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Pymesyautonomos.com

Promoción

Claves para una buena gestión energética de la impresora en la oficina

1 comentario

Impresora Epson en oficina Seguro que al decir esto no estoy descubriendo nada nuevo, pero una impresora mal gestionada puede llegar a ser una auténtica sangría de dinero para cualquier empresa. Afortunadamente la gran mayoría de impresoras tienen sistemas de ahorro energético que contribuyen a minimizar este problema, la serie WorkForce Pro de Epson no es menos. Es necesario conocer al dedillo nuestras opciones y saber configurarlas adecuadamente.

En la impresora que vamos a tener en nuestra oficina es conveniente tener configurado el sistema de entrada en reposo cuando esta esté inactiva. Contribuirá a ahorrar algo que no está precisamente barato hoy en día, la electricidad. Otro punto a tener muy en cuenta (tal vez más que la electricidad) son los consumibles que necesita la impresora, ya sea papel, tinta o toner.

Si tenemos una impresora con más de una bandeja de carga de papel, podemos tener una con papel de buena calidad o gramaje, u otra con un peor de inferior calidad o reutilizada su segunda cara. El software de impresión te permitirá que bandeja se utilizará por defecto. También es conveniente definir una calidad de impresión media-baja (sin pasarnos) estirando al máximo los cartuchos. Calculando gastos

Ajusta al máximo tu impresora para minimizar costes

Las impresoras WorkForce Pro te ofrecen las herramientas necesarias para poder configurar todos los parámetros que te llevarán a ahorrar día a día en el uso de la impresora. Desde las propias preferencias de impresión de Windows podremos definir que bandejas utilizar, en que calidad imprimir... Nada nuevo, en realidad aquí podremos realizar las tareas básicas que nos permite cualquier impresora.

En lo que respecta a la desconexión del dispositivo, podremos definir que tras un periodo de inactividad la impresora entre en modo reposo. Una vez está en reposo y seguimos sin utilizar la impresora, podremos elegir que tiempo pase hasta el apagado total de la misma. De esta manera poco importará que alguien se olvide de apagar la impresora, ella lo hará sola. Cartuchos impresora

Un correcto mantenimiento también conlleva ahorro

Realizar un mantenimiento periódico de nuestra impresora también nos ayudará a evitar costes innecesarios en la misma. Las impresoras de inyección de tinta suelen ser muy proclives a ensuciarse. Una limpieza periódica y una correcta alineación de cabezales mejorarán el rendimiento general de la misma.

Por regla general, estas opciones se encuentran dentro del propio software que controla el hardware, por lo que será a través del propio interfaz de la impresora desde donde podremos realizar este mantenimiento. Si hemos instalado el software que viene junto con la impresora en nuestro ordenador, también podremos limpiar inyectores y alinear cabezales desde el propio menú del sistema.

En definitiva, estamos hablando de aplicar el sentido común. Casi nunca es necesario imprimir a la máxima calidad que nos puede proporcionar la impresora. En realidad estamos malgastando tinta, ya que de necesitar una calidad máxima, se va a dar en casos muy puntuales.

Se trata de hacer un uso correcto y aplicar las propias funcionalidades que ya tienen las impresoras de hoy en día.

En Espacio WorkForce Pro | Impresoras Inkjet vs. láser: la calidad a prueba

+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    Avatar de LosLunesAlSol !

    El tiempo que tarda la impresora en volver a estar activa desde reposo y la energía que consume en dicho proceso es algo que pocas veces se tiene en cuenta a la hora de elegir una impresora para la empresa. Y es lo más normal en las empresas, donde se imprimen muchos documentos en muchas ordenes de impresión, en lugar de una sola orden de impresión con muchas páginas.