Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo gestionar el cambio en tu empresa

Cómo gestionar el cambio en tu empresa
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las cosas más difíciles para el ser humano es el cambio. Salir de nuestra zona de confort supone un gran esfuerzo, la mayoría de las veces, de resultados inciertos.

Esto es aplicable a nivel personal, familiar, de la sociedad en general y, como no, a nivel empresarial. Por eso uno de los grandes retos a los que se enfrentan las empresas es romper con el paradigma prevalente y desarrollar las capacidades necesarias para gestionar el cambio.

La velocidad a la que suceden los cambios tanto en los competidores, la tecnología, el mercado, etc., obliga a las empresas a ser más flexibles y rápidas. Todo ello tiene que ser promovido por una organización jerárquico-funcional que lo facilite por lo que los estilos de liderazgo tradicionales, de mando y control, no resultan ser los más adecuados.

Pasos para gestionar el cambio

* Dedicar recursos al cambio

Estamos de acuerdo que lo urgente no deja tiempo a lo importante, pero a pesar de todo es necesario que las empresas dediquen parte del tiempo de toda la organización a su transformación. El 10% es un valor estimativo, porque en entornos muy competitivos exige más recursos. Lo importante es medir cuánto tiempo y recursos están dedicando todos los empleados a esta atividad para poder medir, a posteriori, los resultados.

* Cadena de valor

Cuando un nuevo competidor llega al mercado lo primero que hace es analizar a los clientes y sus necesidades para encontrar nuevas formas de satisfacerlas. Analizan los procesos de las empresas ya existentes para mejorarlo y hacerlos más eficientes y, como no, procuran ofrecer nuevos productos. En definitiva, analizan la cadena de valor para mejorarla y eso mismo es lo que tienen que hacer quienes ya están operando en el mercado.

  • Liderazgo

Para transformar la realidad es necesario que alguien lidere el cambio. Para lograrlo es necesario tenerlos localizados, saber si están capacitados para gestionar el cambio y todo ello sin obviar que los primeros agentes del cambio han de ser la alta dirección.

  • Infraestructura del cambio

Las nuevas herramientas 2.0. son aceleradores del cambio que permiten no quedarse atrás en entornos competitivos rápidos. A mayor conectividad, mayor comunicación y menos resistencia.

  • Crear una sistemática de gestión del cambio

Cuando una organización tiene como propósito el cambio se suele convertir en un entorno hostil. El objetivo es evitarlo y compremeter a todos los participantes en la consecución de un objetivo compartido que es lograr una organización más dinámica, eficiente y competitiva, proceso en el que todos tienen algo que aportar.

La gestión del cambio, por tanto, supone implantar nuevos valores y objetivos compartidos dentro de la organización y, por supuesto, localizar a las personas conla capacidad para poder liderar el proceso con éxito.

Imagen | Foxspain En Pymes y Autónomos | Organizaciones adhocráticas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio