Compartir
Publicidad

Cómo elegir un coworking para trabajar de forma eficiente

Cómo elegir un coworking para trabajar de forma eficiente
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No es lo mismo un coworking que compartir un despacho, o un piso con una sala grande donde sentarnos y trabajar con nuestro portátil. No es lo mismo un coworking que un centro de empresas. Estos centros de trabajo han proliferado últimamente en el centro de muchas ciudades, pero se necesita cumplir con ciertos requisitos para poder trabajar de forma eficiente en un coworking y aprovechar todas sus ventajas.

Empezando por la configuración del espacio, necesariamente abierto ya que el coworking se entiende además de como lugar de trabajo, un espacio de colaboración. No tiene sentido un espacio de este tipo en un piso. Tienen que existir puestos de trabajo, zonas comunes como salas de reuniones, pero también para el relax, con sofás o lugares donde mantener un encuentro más distendido.

La oferta de coworking es abundante, pero no todos son iguales

Los horarios también son importantes. Este aspecto puede ser clave, ya que muchas veces lo coworkers no tienen un horiario estándar de 9 a 6. Los hay que prefieren empezar muy pronto, mientras que para otros lo que buscan es un horario extendido por las tardes, cuando trabajar en su casa es más complicado. Este aspecto es clave para estar cómodos y tener la flexibilidad necesaria.

No sólo tiene que tener WiFi, además tiene que ser rápido, seguro y eficiente

Una red de comunicaciones eficiente y que mantenga nuestra privacidad. Es fundamental la configuración de la red, para que los puestos de trabajo permanezcan aislados, a menos que se desee lo contrario. Es un espacio donde se comparte, pero eso no tiene que significar que una mala configuración, un virus que afecta a otra persona, llegue a afectarnos a nosotros.

Una red de usuarios afines a nuestra actividad. Si somos abogados no tiene demasiado sentido ir a trabajar a un coworking que está lleno de diseñadores gráficos, webmaster, programadores, etc. Lo ideal es asentarse en un espacio con profesionales afines a nosotros, donde podamos nutrirnos y enriquecernos con sus experiencias y ellos de las nuestras, colaborar o desarrollar incluso proyectos comunes.

Mucho más que un puesto de trabajo

También es importante que el espacio desarrolle una actividad formativa y de networking. Cuando cambiamos el trabajo en nuestra casa por un lugar de trabajo en el coworking es importante que existan propuestas que nos enriquezcan como profesionales, que nos lleven a conocer otros que se dedican a actividades similares a la nuestra, etc. En definitiva, se trata de romper el aislamiento del profesional que trabaja por su cuenta.

Por último es necesario que el coworking ofrezca servicios complementarios, desde contratar secretaría, domicilio fiscal, videoconferencias, impresión, pero también asesoramiento legal, tecnológico o de cualquier otro tipo que se necesiten en un momento puntual. Se trata de encontrar un lugar donde además de trabajar, podamos crecer como profesionales y nos haga la vida más fácil.

Los planes de precios es el último aspecto a contemplar. La mayoría de estos espacios ofrecen diferentes alternativas, con puestos fijos, puestos itinerantes, planes flexibles o incluso para un sólo día, una buena opción si tenemos que trabajar en otra ciudad en un momento dado, como puede darse en verano durante las vacaciones.

En Pymes y Autónomos | Coworking para mejorar la productividad de los trabajadores en casa

Imagen | novologic

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio