Compartir
Publicidad

Fichar en el trabajo, ¿cómo contabiliza el tiempo de los descansos?

Fichar en el trabajo, ¿cómo contabiliza el tiempo de los descansos?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En algunas empresas hay muchos trabajadores que prefieren llegar con mucho tiempo de antelación por las mañanas. De esta forma evitan atascos, tienen más fácil aparcar en la zona, etc. Aprovechan ese tiempo adicional para desayunar o para hacer sus propias cosas. Es solo un ejemplo de lo que puede pasar ahora que tenemos que fichar en el trabajo y donde hay que ve cómo se contabiliza el tiempo de descansos.

No hace mucho tiempo hubo un trabajador que fue despedido de una compañía por entrar antes de hora y empezar con sus tareas. Llegado el momento oficial de la entrada, fichaba. La empresa consideró que era un mala praxis, que el tiempo estaba medido para que pudiera realizar su labor en las horas establecidas y lo despidió. Además incitaba a algunos subordinados a hacer lo mismo que él.

¿Cuánto tiempo pasamos trabajando y cuánto en el trabajo?

Pero también hay otros parones en la empresa que suponen muchas horas a lo largo del año. Tenemos que distinguir entre breves pausas en las que no se sale de las instalaciones, como puede ser ir a por un café al office, con aquellas que implican abandonar la empresa. Las más breves de éstas son las pausas para fumar, aunque se reiteran varias veces a lo largo de la jornada.

A estas podemos añadir la pausa a media mañana en la que se toma un breve refrigerio que suele durar unos 15 minutos. En algunas empresas se hacen varias pausas breves, en lugar de una más larga a mitad de la mañana.

También se puede considerar una pausa ir al baño, algo lógico a lo largo de una jornada de trabajo, pero que con la llegada de los dispositivos móviles ha aumentado en 8 minutos al día el tiempo dedicado solo en los últimos 5 años. La pausa por necesidades fisiológicas se ha convertido en un tiempo más prolongado de lo que debería porque se aprovecha para otras cuestiones.

Hay que diferenciar entre el tiempo que pasamos en el trabajo y el tiempo que estamos trabajando. En las empresas donde el presentismo ha sido la norma no es raro ver a gente haciendo "vida social" con los compañeros, pero que luego prolongan su jornada más allá de las horas oficiales mientras el jefe está en la oficina.

Ahora las cosas deberían empezar a cambiar. Fichar no evitará que se prolonguen jornadas, pero si hará que las empresas sean mucho más cuidadosas con estas cuestiones. ¿Qué pasaría si sufrimos un accidente laboral y ya habíamos fichado la salida o todavía no lo hemos hecho con la entrada para que el cómputo final cuadre? Es un riesgo innecesario que muchas se deben plantear.

Imagen | Shivmirthyu

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio