Compartir
Publicidad

Por qué el contrato para jóvenes sin formación es un fracaso en España

Por qué el contrato para jóvenes sin formación es un fracaso en España
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Solo un 0,2% de los contratos firmados en 2018 fueron de formación y aprendizaje. Una cifra que sorprende en un país donde el paro juvenil se sitúa en más del 30%. Está claro que el contrato de formación no es atractivo para la mayoría de las empresas.

El problema está muchas veces en la temporalidad y en la falta de flexibilidad. Por un lado la gran cantidad de contratos temporales que se realizan en nuestro país desvirtúan las estadísticas. Parece que este porcentaje es mucho más bajo de lo que realmente es. Hay que pensar que el contrato de formación y aprendizaje está destinado a jóvenes que dejaron los estudios y tienen complicado acceder al mercado laboral.

Por otro lado en la empresa española no existe una gran cultura de formación de empleados. Por lo menos de formación a largo plazo, como una inversión en un trabajador para dos años vista. Algo que si se ve con normalidad en países nórdicos, donde es habitual que si se detecta que un trabajador se especialice, no solo la empresa corra con los gastos de un master, sino que releve de la totalidad o parte de las horas de trabajo a dicho empleado.

Y sin ninguna obligación de permanecer en su puesto de trabajo después de finalizar dichos estudios. Este es para mi uno de los principales hándicap que tienen en la empresa para apostar por formación y este tipo de contratos. La pyme no quiere invertir esfuerzos para formar a un empleado que cuando acabe se puede marchar a la competencia.

Además hay que tener en cuenta que para cubrir estos puestos pueden existir otras figuras como las de los becarios o los contratos de prácticas, que además exigen menos control y menos burocracia a la hora de su utilización por parte de las empresas.

Y esta es precisamente una de sus quejas con los contratos de formación para jóvenes, una regulación y una burocracia demasiado compleja como para apostar por este tipo de contratos. De todas formas el Gobierno ya tenía en mente reformar entre otros este tipo de contrato. Veremos en todo caso si les da tiempo a hacerlo.

Imagen | janeb13

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio