Compartir
Publicidad
Publicidad

Concursos de acreedores "ad-hoc" para autónomos y micropymes

Concursos de acreedores "ad-hoc" para autónomos y micropymes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Se viene comentando que una de las próximas medidas que el Gobierno va a aprobar es un mecanismo de "segunda oportunidad" para los autónomos, de tal manera que el fracaso de su negocio no le impida volver a empezar. Dentro de estas medidas se baraja la creación de un sistema similar al concurso de acreedores pero específico para los autónomos y las micropymes.

Se trataría de que, en situaciones de insolvencia se pudiera recurrir a un procedimiento extrajudicial para negociar con sus acreedores e incluso aplicar una quita de las deudas y un plazo de pago para regularizar la situación. Este procedimiento podrá solicitarse por personas físicas o jurídicas cuyo pasivo no supere los cinco millones de euros, sin que importe la forma societaria. En el caso de las sociedades, no podrán acudir a esta vía si su lista de acreedores supere los 50.

La diferencia principal con el concurso de acreedores es que dicho procedimiento sería más ágil y barato y ser realizaría bajo la supervisión de un medidador mercantil.

Se contempla la posibilidad de que las quitas puedan alcanzar el hasta el 25% de los créditos y fijar un periodo de espera de hasta 3 años. Para que se aprueben las condiciones de pago será necesaria la aprobación del "convenio" por parte del 60% del pasivo, excluidos los acreedores públicos y los que tengan garantía real, por ejemplo, una hipoteca.

Quedarían fuera de esta negociación y de las condiciones de pago las deudas con las administraciones. En estos casos se podrá negociar un aplazamiento por los cauces habituales, pero nunca entrarían en el proceso de quita ni en las formas de pago de las deudas comerciales.

En el caso de las deudas garantizadas, el acreedor no estará vinculado al acuerdo aprobado por el resto si no ha prestado su consentimiento de manera individual.

Habrá que esperar a ver cómo se formaliza esta medida y el resto que acompañarán a la legislación de la "segunda oportunidad". Desde luego todo lo que sirva para no judicializar estas situaciones y ofrecer al deudor la posibilidad de negociar sus deudas y continuar con su actividad, o con otra nueva, será positivo.

Vía | El Economista En Pymes y Autónomos | Concurso de Acreedores Imagen | <a href=2http://www.flickr.com/photos/308entre2/503743681/">ricardo.fdez

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos