Domicilio fiscal y domicilio social: en qué se diferencian

Domicilio fiscal y domicilio social: en qué se diferencian
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Antes de crear una empresa o dar de alta tu negocio dándote de alta como autónomo, debes saber cuáles son las principales diferencias entre domicilio fiscal y domicilio social. Y es que, en el caso de sociedades de capital, ambos domicilios tienen acepciones e implicaciones diferentes.

A continuación vamos a tratar de explicar ambos conceptos y determinar las diferencias entre el domicilio social y fiscal.

¿Qué es el domicilio social?

El domicilio social es un concepto exclusivo de las empresas. A la hora de crear una sociedad, deberás indicar el domicilio social en la escritura pública que se entrega ante notario. De esta manera, una vez se inscriba la empresa en el Registro Mercantil, cualquier persona podrá identificar la localización de la empresa.

El artículo 9 de la Ley de Sociedades de Capital dispone lo siguiente en relación al domicilio social:

Las sociedades de capital fijarán su domicilio dentro del territorio español en el lugar en que se halle el centro de su efectiva administración y dirección, o en el que radique su principal establecimiento o explotación.

Además, establece que las sociedades de capital cuyo principal establecimiento o explotación radique dentro del territorio español deberán tener su domicilio en España.

¿Qué es el domicilio fiscal?

La Agencia Tributaria define el domicilio fiscal como el lugar de localización del obligado tributario en sus relaciones con la Administración tributaria y el que determina la adscripción a una oficina tributaria determinada. Es el lugar donde se reciben las notificaciones tributarias de la Administración.

En este lugar está legalmente establecida la persona física o jurídica y desde el que hace frente a sus obligaciones y derechos fiscales. La empresa o autónomo establece su domicilio fiscal a través del modelo 036, y podrá ser modificado a través del mismo procedimiento.

Diferencias entre domicilio fiscal y domicilio social

La diferencia fundamental entre ambos domicilios es que mientras el domicilio social solo se aplica para las personas jurídicas, el domicilio fiscal se aplica también a personas físicas. De hecho, en el caso de empresas, el domicilio fiscal y el domicilio social coinciden.

Además, están regulados por leyes diferentes: la Ley de sociedades de capital en el caso del domicilio social y la Ley General Tributaria en el caso del domicilio fiscal. Por ello, mientras que el domicilio social es de conocimiento público, la dirección fiscal pertenece al ámbito privado.

Temas
Inicio