A vueltas con los gastos de manutención y suministro: UPTA reclama que todos los autónomos puedan deducirse estos gastos en su declaración

A vueltas con los gastos de manutención y suministro: UPTA reclama que todos los autónomos puedan deducirse estos gastos en su declaración
Sin comentarios

Los gastos de manutención continúan generando controversia y polémica. Se trata de una partida que siempre ha sido difícil de justificar ante la Agencia Tributaria, lo que en la práctica ha provocado que sean pocos los autónomos que han podido deducirse estos gastos en su declaración de la renta.

Según cálculos la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), en la actualidad hay más de 700.000 profesionales que siguen sin poder deducirse los gastos de manutención, lo que supone un monto total de unos 1.220 millones de euros. Esto supone que, de media, cada autónomo podría ahorrarse cerca de 1.742 euros en este concepto.

Y todo ello a pesar de las últimas reformas legislativas dirigidas a favorecer la deducción de ciertos gastos por parte de los autónomos. Sin ir más lejos, la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, introducida en octubre 2017, establece en su artículo 11 las condiciones para que los trabajadores puedan acogerse a esta deducción.

En concreto, en el apartado c):

Los gastos de manutención del propio contribuyente incurridos en el desarrollo de la actividad económica, siempre que se produzcan en establecimientos de restauración y hostelería y se abonen utilizando cualquier medio electrónico de pago, con los límites cuantitativos establecidos reglamentariamente para las dietas y asignaciones para gastos normales de manutención de los trabajadores.»

La realidad, como hemos visto, es bien diferente, y todo ello a pesar de recientes sentencias del Tribunal Supremo que contradicen a Hacienda, beneficiando los derechos de los trabajadores. Pero ni por esas se modifica en nada la situación que atraviesan los autónomos que tienen que comer fuera de su domicilio por su actividad económica.

Gastos de suministros, un laberinto sin resolver

Algo similar ocurre con los gastos de suministros del hogar para los autónomos que trabajan desde sus casas. Hay que recordar que la propia regulación de estos gastos ya vino cargada de polémica, porque permitía a los autónomos deducirse únicamente el 30 por ciento de los gastos de suministros de la proporción de la vivienda afecta a la actividad económica.

Esto se traduce a que, en la práctica, los autónomos solo tienen derecho a deducirse entre un 3 y un 5 por ciento de los gastos totales de suministro como media general, y de un 9 por ciento como máximo, a pesar de que, en muchos casos, el gasto incurrido sea bastante superior.

Para Eduardo Abad, presidente de UPTA, “son dos cuestiones que han resultado un engaño y que han quedado en el olvido y de las que son también culpables los actuales dirigentes de la cartera ministerial. No se trata simplemente de un asunto de justicia fiscal, se trata de acabar con la tomadura de pelo permanente que sufren los trabajadores por cuenta propia, es una cuestión de decencia política”.

Temas
Inicio