Publicidad

Por qué las empresas necesitan ayudas directas y no bastará con 11.000 millones

Por qué las empresas necesitan ayudas directas y no bastará con 11.000 millones
1 comentario
HOY SE HABLA DE

Ya hace casi un año del decreto de estado de alarma. Un año en el que un fin de semana muchos se fueron a su casa y el lunes estaban teletrabajando o peor aún, en su casa con un ERTE. Y las empresas sin ingresos, con su facturación a cero, pero haciendo frente a la mayor parte de sus gastos. Afortunadamente no pasa en todas por igual, ni en todas las zonas con la misma intensidad. Pero está claro que las empresas necesitan ayudas directas y no bastará con 11.000 millones.

No es que se trate de una cifra pequeña. Por ponerla en contexto supone casi un 1% del PIB, pero lo triste de esta cuestión es que para muchas organizaciones tienen necesidades importantes de liquidez, de tesorería para poder hacer frente a sus pagos, para poder volver a poner en marcha sus negocios una vez que acabe todo.

Dinero para poner en marcha de nuevo los negocios

Si este dinero se facilita a las empresas con fórmulas como quita de la deuda o con exenciones de impuestos no va a aliviar la situación a corto plazo de la tesorería de las empresas. Y lo que necesitan es poder volver a poner en marcha las empresas para facturar con normalidad.

Esto no se consigue con quitas de créditos ICO, que no todas las empresas han pedido. Tampoco con moratoria de impuestos, que también pueden aplazar y además representa una mínima parte de sus gastos. La cuestión es que no saben cuánto van a poder aguantar. Algunas esperan al verano, otras necesitan ayuda antes.

No basta con perdonar o retrasar pagos de lo ya prestado o lo que se debe pagar

Y se complica porque ni siquiera es igual por sectores. No es lo mismo un bar de menús de un polígono industrial o en un centro de empresas que un local a pie de playa que depende de que aparezcan esos ciudadanos europeos con piel blanca, calcetines y chanclas.

Es necesario analizar empresa por empresa, pero esto va a ralentizar la concesión de ayudas. Y hay muchos sectores con graves problemas. Casi todo el mundo está de acuerdo en la necesidad de estas ayudas directas. Y sin embargo a la hora de aplicarlas no hay fondos suficientes para cubrir de forma holgada las necesidades de las compañías.

Agentes sociales, partidos políticos y hasta diferentes miembros del Gobierno, comunidades autónomas o ayuntamientos están de acuerdo en el diagnóstico. Incluso todos saben qué solución hay que poner encima de la mesa, pero a la hora de echar mano a la bolsa, simplemente parece que no hay fondos suficientes para salvar a todas las empresas, autónomos y trabajadores.

Imagen | manseok_Kim en Pixabay

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio