Compartir
Publicidad

La realidad laboral Vs los millennials y sus sueños

La realidad laboral Vs los millennials y sus sueños
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras la Segunda Guerra Mundial, cada década ha tenido su generación y con ella más de marketing que de un estudio profundo. De esos hombres y mujeres ha surgido: la generación de los Baby Boomers, la X y ahora es el turno de la Y. Mientras que a la Generación X se la considera ahora menos preparada que la de los millennials, en su momento lo fueron en comparación con la anterior.

Y así podríamos analizar sucesivamente a un grupo de personas que comparten una edad y un contexto: en el caso de los millennials es el vivir conectados a internet a través de diferentes dispositivos. ¿Eso es mejor, es peor? ¿Les convierte en mejores trabajadores? ¡Claro que no!, pero a nadie se le olvida el eslogan: JASP, jóvenes aunque sobradamente preparados del anuncio de un coche de 1995. No dejaba de ser una etiqueta pero también un reflejo de la sociedad de la época y la idea generalizada que se tenía de los jóvenes.

Si hay algo digno de mencionar es que a los millennials les ha tocado incorporarse en un mercado laboral que hacía aguas, de hecho aún lo hace al ofertar trabajos precarios, con sueldos que no permiten la emancipación. Y el hecho de tener que compaginar varios empleos para llegar a fin de mes.Esta situación no es algo que afecte a esta generación, los que pasan de los 40 también la sufren.

Por un lado, una parte de estos millennials, ha apostado por emprender y montar su propio negocio, gracias a una preparación académica positiva y un alto conocimiento de idiomas. El problema es que se topan con los mismos obstáculos de siempre: la burocracia, la Administración.

Si las nuevas generaciones tienen algo que aportar a la empresa, pero ésta vive anclada en el pasado, al final tendremos trabajadores todavía aún más frustrados, o una generación que como única salida encontrará emprender, y ni todos están preparados para ello, ni este país se lo pone fácil.

Si los millennials son considerados personas motivadas, que apuestan por la conciliación y las empresas no se ponen las pilas, perderán la oportunidad de mantener o retener talento. Una generación que apuesta por la flexibilidad laboral no encaja con algunos modelos que todavía se ven en las organizaciones. De hecho, no encaja con quien no puede ser denominado millennial.

Millennials, hombres y mujeres de 35, 45 y 55 generación X o Y al final, tropiezan con las mismas piedras. Obviamente no todos están sobradamente preparados, ni todos son unos incultos.

Trabajar desde casa (si es posible), aportar ideas, y sobre todo, apostar por ser freelance es la tendencia, sobre todo si lo que buscan es trabajar con clientes con los que se sientan cómodos y sean ellos los encargados de poner sus horarios y sus límites.

Como redactora freelance, creo que lo de trabajar en casa no es un chollo, y nunca lo he visto como el ideal de trabajo.

Pero en ocasiones hay que aceptar que no te hagan contrato en las empresas por las que pasas por diversas razones y al final no quede otra que ir por libre, con sus pros y sus contras.

Emprender, lo que antaño era montar tu negocio, es una salida forzosa porque me niego a pensar que todos los millennials desean crear aplicaciones, o trabajar desde casa sin relacionarse con otros seres humanos.

Pero también, me parece una elección respetable para quien tenga las ideas claras, el capital suficiente y toda la ilusión del mundo el ser dueño de su propio negocio. La historia está llena de esas personas: las que dan un paso al frente y apuestan por montar una empresa y cuidan de sus empleados.

Imagen|Quinndeislander

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio