Publicidad

¿La economía circular es sinónimo de trabajo en 2020?

¿La economía circular es sinónimo de trabajo en 2020?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La economía circular es una estrategia que tiene por objetivo reducir tanto la entrada de los materiales vírgenes como la producción de desechos, cerrando los «bucles» o flujos económicos y ecológicos de los recursos.

De ello hablamos al poner como ejemplos, la producción responsable dentro de las empresas gracias a los Centros Especiales de Trabajo. ¿Pero esta economía circular es sinónimo de más trabajo o de nuevos puestos de trabajo?

La economía circular generará más empleo pero también se destruirán otros trabajos

Un informe de la UE prevé la creación de 700.000 empleos netos hasta el año 2030, y hay estudios mucho más optimistas aún”, señala Carles Rivera, coordinador gerente del Pacte Industrial de la Regió Metropolitana de Barcelona. Esto no significa que no haya destrucción de puestos de trabajo –“que la habrá”, advierte Rivera–, pero serán más los empleos generados que los que desaparezcan.

En la UE, las medidas para impulsar la Economía Circular se recogen en el 7º Programa de Acción en materia de Medio Ambiente, y en el Paquete de Economía Circular de la Comisión Europea, basados en el Informe del Club de Roma 2015 sobre economía circular y los beneficios para la sociedad.

El éxito o fracaso de la implementación de esta misión dependerá siempre de la colaboración de agentes, tanto públicos como privados; pero también de los centros de formación. Es decir, la economía circular está cargada de buenas intenciones, pero luego depende de otros, que se cumplan los puntos y pactos para que esos nuevos puestos de trabajo sean una realidad.

La realidad de un país Vs el deseo de un planeta mejor

Si todavía existen modelos de negocio anticuados respecto a horarios, presentismo, y la baja productividad resulta demasiado optimista pensar que se podrán cambiar ese tipo de pensamientos en el ámbito laboral.

La realidad, en cuanto a la implantación de una economía responsable, como siempre, va de la mano de las regiones en las que se adopta este modelo sostenible o no, la Comisión Europea resalta nuestro complejo sistema de organización territorial y competencial, como uno de los principales obstáculos.

Sectores aún, poco ecológicos en España

En algunos de los principales motores de la economía española, como el turismo (todavía muy marcado por el modelo convencional de “sol y playa”, poco sostenible y poco innovador desde el punto de vista ecológico)

La agricultura o la industria (el consumo de energía y la emisión de CO2 aumentan, empeorando la tendencia hacia la ecoeficiencia), las soluciones inspiradas en la economía circular lo hacen muy lentamente.

Según la Comisión EuropeaLa economía circular es ahora una tendencia mundial irreversible. Aun así, todavía hay que trabajar mucho para intensificar la actuación mundial y de la Unión Europea con objeto de cerrar completamente el círculo y aprovechar la ventaja competitiva que aporta a las empresas de la UE.

Se necesitarán mayores esfuerzos para aplicar la legislación revisada sobre residuos y fomentar mercados para las materias primas secundarias. Y en este párrafo reflexiono sobre la legislación española en 2020 y si las empresas estarán a la altura, o mejor dicho, si podrán cumplir con todo lo que se espera de ellas.

Asimismo, esta labor, que comenzó en la UE en relación con varios temas (sustancias químicas, medio ambiente no tóxico, etiquetado ecológico y ecoinnovación, materias primas fundamentales y fertilizantes), deberá acelerarse para que Europa puede aprovechar todas las ventajas de la transición a una economía circular.

Imagen|Pixabay

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios