Sigue a

3101

El networking, como tal, siempre ha existido como mecanismo para promocionar los contactos entre empresas. Desde siempre han exisitido cámaras de comercio, asociaciones empresariales, círculos de empresarios, y otras muchas modalidades cuya finalidad es promover el encuentro entre empresarios y directivos.

En los últimos años han surgido múltiples iniciativas para a través de redes sociales poder promover ese tipo de encuentros que faciliten en definitiva la exposición de puntos en común y también, promover la generación de negocios que en definitiva es lo que más le importa a quien tiene una empresa.

En este sentido, no acabo de tener muy claro que supone tener una red de contactos de 500 entidades o incluso miles, si realmente se desconoce su actividad y no se llega a establecer un contacto real y veraz. En este sentido me refiero a las redes sociales que muchas empresas promueven como bases de datos y que acaban por ser tratados como “spam” cuando intentan establecer contactos.

Pero por otro lado, tampoco acabo de determinar el valor de encuentros esporádicos o de periodiciad anual para promover el networking y esta reflexión viene motivada por la próxima celebración del Salón Miempresa. El networking no es algo esporádico que culmina con la captación de una tarjeta, es crear un vínculo, una relación estable que exige tiempo, dedicación e interés por las partes por cultivarla.

Ahora más que nunca, por la dificultad que hay para comercializar nuestros productos y servicios, es cuando se necesita de estos foros que permitan que sus miembros se conozcan, establezcan relaciones estables y perdurables y que de ese conocimiento mutuo surjan recomendaciones efectivas y esto no se logra a través de la pantalla de una tablet ni con eventos anuales.

Imagen | Pandemia
En Pymes y Autónomos | Networking

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario