Repite conmigo, esta crisis no es mi crisis

Sigue a Pymesyautonomos

crisis1.jpg

Tras el aluvión de malas noticias y de incertidumbres sobre el presente y futuro econoómico de nuestro país y de los que aquí vivimos, no debemos perder la compostura ni dejarnos llevar por el pesimismo. Si nos fijamos en el ejemplo de Inditex podemos ver que a esta empresa la crisis no le está afectando y sigue aumentando su negocio ejercicio tras ejercicio, lo que nos haría recordar que las crisis siempre suelen ser épocas de nuevas oportunidades. Por eso debemos afrontar la situación con fuerza y optimismo y para ello tenemos que pensar que esta crisis no es nuestra crisis.

Está claro que las dificultades del entorno económico no hacen fácil la actividad empresarial pero eso no debe ser un obstáculo para seguir investigando, buscando las oportunidades que pueden estar ahí, esperando a alguien que las descubra y pueda explotarlas con éxito.

La mejor manera de superar un periodo como el actual, o el futuro si las cosas empeoran, es buscar un modelo productivo propio que pueda generar riqueza. En esto el emprendedor o el empresario estará en una posición claramente mejor que el asalariado, cuyo futuro dependerá en mayor medida del negocio o las estrategias de otros y no de las propias.

Por supuesto crear y mantener un modelo propio supone un riesgo enorme, pero ¿quién está libre de riesgo hoy? Desde luego ni en cuanto a las condiciones ni en las espectativas de futuro podemos pensar que un trabajador por cuenta ajena está en mejores condiciones que los que trabajamos por cuenta propia.

Yo prefiero asumir ese riesgo y poder gestionar y orientar mi productividad y no que lo hagan otros por mi. Reconozco que este aspecto es uno de los que definen el caracter emprendedor y que no todos entienden o asumen esta filosofía, pero yo creo que ese ha de ser uno de los puntos de partida que pueden ayudar a que esta crisis nos afecte en menor manera.

Trazarse objetivos, buscar la manera de alcanzarlos, poner lo medios y el esfuerzo en ello, reinventarse si hace falta, no dejarse consumir por las dificultades y repertirse cada mañana al despertarse o con cada mala noticia que pueda conocerse que esta crisis no es mi crisis.

En Pymes y Autónomos | Da igual cómo lo llamen, las cosas se van a poner más difíciles y hay que prepararse para ello
Imagen | schatz

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios