¿Qué tareas realizas antes, las urgentes o las importantes?

Sigue a

urgente


La pregunta que hago encabezando el post es indicativa sobre la organización laboral que tiene cada persona, puesto que siempre que tenemos varias cosas que hacer, debemos marcar una jerarquía para la realización de nuestras tareas.

Podemos definir las tareas urgentes a aquellas que no pueden esperar mucho tiempo o tienen un plazo de resolución relativamente corto, mientras que las tareas importantes tienen un plazo de ejecución medio pero cobran especial relevancia dentro del desarrollo de nuestra actividad. Responded a la pregunta antes de seguir leyendo: ¿qué tareas hacéis antes, urgentes o importantes?

Si la respuesta ha sido, primero las urgentes y luego las importantes teneis un error grave dentro de la planificación de las tareas cotidianas. Pensemos un poco, si voy resolviendo primero tareas urgentes, pocas veces dedicaré tiempo a resolver tareas importantes, con lo cual las tareas importantes, pasarán a ser urgentes, entrando en un bucle resolutivo que sólo genera estrés y ansiedad.

Por contra, si se desempeñan las tareas importantes, rara vez tendré que atender tareas urgentes y conseguiré trabajar mucho más relajado. Cambiar el chip y la organización en el trabajo no es tan difícil, aunque al principio puede costar mucho dejar las tareas urgentes para atender a las importantes.

Sólo necesitamos establecer claramente nuestras prioridades de clasificación de tareas y asignar bien nuestro tiempo y recursos, tanto en nuestro propio trabajo como en la asignación de tareas a subordinados y colaboradores.

Más Información | Sin tiempo que perder; libro de Josep Mas
En Pymes y Autónomos | Gestiona tu tiempo y aprovéchalo, Organiza tu tiempo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios