Compartir
Publicidad

Precariedad vs. competitividad

Precariedad vs. competitividad
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Cuando no se consigue fidelizar a los trabajadores pasa lo mismo que con los clientes, al final lo que se logra son mercenarios en lugar de trabajadores y clientes, es decir, se venden al mejor postor. Los clientes por la empresa que les ofrezca la oferta más interesante para sus intereses y los trabajadores, actúan exactamente igual, ya que no existe ningún vínculo que resulte determinante para poder consolidar una relación estable.

Esta parece ser la realidad que hay, hoy en día en España, conforme al informe Randstad Workmonitor correspondiente al segundo trimestre de 2013, para el que se han realizado 14.000 encuestas en 32 países, el 91% de los participantes encuestados en España asegura que no hay estabilidad en el empleo, un porcentaje 21,6 puntos superior a la media internacional, que se situó en el 69,4%. Por delante de nosotros solo se sitúan los griegos (93,4%), y los húngaros (93,1%).

Además, España es el primer país europeo y el segundo del mundo, por detrás solo de la India (68,8%), cuyos trabajadores manifiestan estar dispuestos a intercambiar una parte de su sueldo si esto les asegurara su puesto de trabajo. Se trata de un dato muy superior a la media internacional, un 62,3% frente al 38,7% del promedio de todos los países encuestados.

El estudio de Randstad también pone de relieve que el 94% de los españoles preferiría tener un trabajo temporal a no tener empleo, siendo nuestro país el primero del ranking a nivel internacional en este pensamiento. Le siguen Chequia (93,4%), Nueva Zelanda (93,2%) y Reino Unido (92,8%).

Si bien me manifiesto contrario a los trabajos para toda la vida y lo considero contraproducente tanto para el trabajador como para a empresa, creo que debe ser una opción personal que cada uno debe elegir. Sin embargo, los datos que desvela este informe ponen de manifiesto la notable precariedad del mercado laboral español, por lo menos percibida, y lo que es peor, revela un sentimiento que está empezando a tomar fuerza y es la de considerar como sinónimos, precariedad y competitividad. Si bien, la evidencia de los países más avanzados muestra los contrario, cuanto mejores son las condiciones laborales y mayor el arraigo de los trabajadores, mayor competitividad de las empresas y de las economías en general.

Imagen | WoJiaoWuWei En Pymes y Autónomos | Trabajadores

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos