Compartir
Publicidad

¿Por qué no funciona la creación rápida de empresas?

¿Por qué no funciona la creación rápida de empresas?
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En su día el Gobierno anunció la puesta en marcha de un procedimiento a través del cuál se facilitaría la creación rápida de empresas en base a que con 100 euros de coste y en 24 horas ya se podría tener una Sociedad Mercantil. Todos los indicios señalan que esta medida no está funcionando y, de hecho, Notarios y Registradores se echan la culpa del defectuoso funcionamiento de este nuevo procedimiento.

Sin entrar en esa pelea y en buscar culpables en unos u otros, el problema principal parte de la base de crear un sistema o un procedimiento y ponerlo en práctica sin establecer cláramente y en la práctica cómo, quién y en cuanto tiempo se han de formalizar los trámites necesarios para la “creación express” de sociedades.

Conociendo el procedimiento, es practicamente imposible llevar a cabo todos los trámites en 24 horas tal y como se anunció para aquellas sociedades de entre 3.000 y 3.100 euros, teniendo en cuenta los trámites ineludibles que han de realizarse.

El Registro Mercantil Central debe verificar que no existe una denominación social igual o similar a la que se quiere establecer en la constitución de la misma. Una vez que tenemos la autorización para poder constituir la sociedad con esa denominación debemos hacer el depósito del capital socia y que el banco nos emita la certificación correspondiente y con eso ya podremos ir al notario a firmar dicha constitución.

Posteriormente debemos tramitar el Impuesto de Trnasmisiones Patrimoniales en las correspondientes Haciendas de la Comunidad Autónoma en la que se constituya la empresa. Según la nueva reforma las nuevas empresas estarán exentas de liquidar dicho impuesto pero es necesario que dichas Administraciones certifiquen esa exención para proceder posteriormente a la inscripción en el Registro Mercantil de la sociedad.

Por mucha trámite electrónico que se quiera utilizar es materialmente imposible realizar todos estos procedimientos en 24 horas, y más si no se ha creado, antes de tomar la medida, un auténtico sistema que agilice el proceso, traspasando la “responsabilidad” del mismo a los agentes que intervienen.

Sigo defendiendo que no es de vital importancia que se tarden unos días más o menos en realizar todos los pasos necesarios y que las distintas fases son prácticamente imprescindibles, desde el punto de vista de las garantías legales que han de cumplirse al crear una entidad mercantil, pero el problema es que se ha vendido humo (una vez más) con respecto un tema muchas veces demandado por los emprendedores.

En Pymes y Autónomos | Se abre el todo a 100 de las empresas
Imagen | HeXeNeSi

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos