Compartir
Publicidad

No te confundas, un elevator pitch no es un business plan

No te confundas, un elevator pitch no es un business plan
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Recientemente leí un decálogo de consejos para emprendedores que había publicado una firma de consultoría financiera Augeo Consulting Group enfocado a preparar correctamente un elevator pitch, de cara a la presentación de una idea ante potenciales inversores.

El valor principal del elevator pitch es que sirve para tener interiorizado el mensaje de la idea que se propone desarrollar. Por eso, ha de estar un discurso breve y bien estructurado, de tal modo, que sirva para transmitir una idea de negocio en cualquier oportunidad y circunstancia.

El objetivo de esta entrada no es recrear el decálogo completo, pero sí llamar la atención en un aspecto que considero realmente interesante y es el que hace mención en que no se debe confundir elevator pitch con un business plan. Esta puntualización puede parecer una perogrullada, pero no lo es en absoluto porque es un error en el que se cae con bastante frecuencia.

Cuando se va a presentar una idea casi siempre se cae en la tentación de dar todo de explicaciones para intentar dar solidez a la propuesta que se presenta, obviando el hecho de que un elevator pitch es algo tan simple como presentar el resumen de la idea que se quiere realizar y que si este paso se hace bien, transmitiendo pocas ideas pero que llamen la atención y quedan claros los objetivos y expectativas que se quieren obtener.

Esto se puede resumir en una frase de Einstein que decía que "si no sabes explicarlo es que no lo has entendido". Cuando las cosas se entienden perfectamente se sabe distinguir lo principal de lo accesorio y no supone esfuerzo alguno exponer el mensaje que se desea de una forma clara y concisa.

Imagen | Damian Kettlewell En Pymes y Autónomos | Emprendedores

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad