Motivando a los desmotivados

Sigue a

1907

Asumir puestos de responsabilidad no es sólo dar órdenes y fiscalizar el desempeño y resultados de los empleados, es mucho más, y entre otras cosas, desarrollar talante para poder gestionar situaciones de conflicto.

Este es el caso de la motivación de los empleados desmotivados, es decir, aquellos de los que se tiene evidencias de que no han llegado a su potencial y se desconocen las causas que lo provocan. Para lograr comprender las causas es imprescindible jugar con la empatía y tratar la cuestión desde el punto de vista del empleado.

Esto implica plantearse preguntas como si está desmotivado por el propio trabajo, no le gusta o le plantea problemas el trabajar con su compañeros e, incluso, plantearse si es uno mismo parte del problema, o la causa principal del mismo.

Una vez planteadas las cuestiones, hay que definir alternativas, generar posibles soluciones ya que lo más probable es que no exista una única respuesta. Afrontar la situación directamente con el empleado es el mejor planteamiento, discutir el problema y destacar que la situación no puede continuar así, por lo que para resolverla, hay que consensuar soluciones y trabajar conjuntamente para que éstas aparezcan.

En Pymes y Autónomos | Motivación
Imagen | Courtney Dirks

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario