Sigue a Pymesyautonomos

1708

Cada vez más se percibe la figura del jefe como aquella persona empática, motivadora, estratégica y preocupada de mantener un buen clima organizacional, promoviendo la pro- actividad y todo ello sabiendo gestionar bien el estrés de sus empleados siendo capaz de mantenerles motivados.

Para crear este ambiente positivo hay que favorecer los espacios para escuchar las opiniones de los empleados, favorecer la creatividad, la generación de nuevas ideas y la iniciativa hacia la consecución de los objetivos establecidos. Por tanto, gran parte de la motivación redunda en la oportunidad de que los empleados puedan expresar lo que sienten o piensan.

Invitar a participar en las decisiones es un factor fundamental, hay que favorecer que presenten sus análisis, sus recomendaciones, sus dudas, por supuesto, hacerles preguntas, y todo ello, respetando las diferentes opiniones.

Esto no deja de ser una manera de implicar a los empleados, pero hay que involucrarles también en los resultados y eso pasa por entregarles feedback, compartir con ellos sus logros, prestando atención a qué es lo que piensan al lograr sus metas y objetivos. Por tanto apoyar su crecimiento, haciéndoles ver la manera de mejorar sus debilidades de manera constructiva y ofreciéndoles capacitación para lograrlo.

Este planteamiento es válido en cualquier circunstancia, pero no que decir tiene que en momentos como el actual de gran incertidumbre para los trabajadores, lograr su implicación y mejorar su engagement es productivo tanto para ellos como para la empresa.

En Pymes y Autónomos | Motivación
Imagen | Photosteve01

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario