Compartir
Publicidad

Los techos del emprendedor: el punto cero

Los techos del emprendedor: el punto cero
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

La puesta en marcha de un proyecto empresarial supone afrontar diversos momentos críticos. Algunos de ellos representan techos para el emprendedor, de que éste sea capaz de romper ese techo o que suponga un obstáculo insuperable dependerá el futuro del negocio. El primer techo al que habrá de enfrentarse es el punto cero.

Entendemos por punto cero el momento en que la empresa es ya una realidad, inicia su funcionamiento y ha de empezar a producir. Dejamos atras la fase de proyecto y tenemos ya en nuestras manos un negocio que consume recursos y que ha de generar ingresos.

El emprendedor se puede hacer pasado meses planificando y desarrollando su modelo de negocio. Puede haber desarrollado un buen producto o un servicio, hecho su plan de marketing, diseñado su estructura financiera e incluso obtenido el capital inicial para ponerse en marcha, pero llega el momento de la verdad, de enfrentarse con la realidad del mercado, con ver si se cumplen esa perspectivas y proyecciones.

Muchos emprendedores aplican un gran esfuerzo en la concepción previa del negocio pero no están preparados para ese momento cero. Se acaban creyendo tanto su plan de negocio que no conciben que éste pueda fallar. La realidad nos muestra que eso nunca se cumple, que las dificultades empezarán a surgir, las desviaciones en las previsiones serán cada vez mayores y en ese momento no puede haber bloqueos que nos lleven a chocar una y otra vez contra una pared sin saber cómo atraversarla.

Si durante el proceso de maduración el emprendedor ha ido testeando en un entorno real su modelo, si ha ido preparando alternativas o diferentes opciones para las estrategias diseñadas y si tiene la capacidad suficiente como para tomar las decisiones idoneas para corregir esas desviaciones podrá enfrentarse a ese techo con garantías de romperlo.

Momento crítico. Se acaban las hojas de excel, los diagramas, las previsiones, ... Llega el tiempo real, las decisiones que cuestan dinero, la necesidad de facturar ... Por mucho que hayamos trabajado antes es en ese momento en el que nos jugamos el futuro.

En Pymes y Autónomos | No se necesitan emprendedores, hacen falta empresarios que inicien nuevos negocios Imagen | daquella manera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos