Los nuevos proyectos son socialmente recelosos

Síguenos

idea.jpg

 

¿Cuántas veces han tenido una idea empresarial, la han contado a sus familiares y amigos, y han dudado estos de su viabilidad? Seguramente muchas, constituyendo la situación más frecuente que se da en España. Algunas veces por ignorancia, otras por falta de credibilidad, y muchas otras por ‘pura envidia’, existe como una tendencia natural en nuestra sociedad a rechazar ideas innovadoras, aunque estas sean realmente buenas.

Tal vez nos encontramos en una sociedad demasiado aversa al riesgo, y por tanto, cualquier cambio, proyecto o cualquier idea con carácter disruptivo, posee una tendencia natural a ser rechazada.

Tras comentar esta impresión con algunos expertos en innovación empresarial, he llegado a la conclusión de cuando surgen este tipo de proyectos, la mayoría se encuentran ante la negativa de las personas más cercanas al emprendedor, pero ¿por qué?

Pues la razón, por difícil de creer que pueda parecer, es la envidia por no haber tenido esa idea ni las ganas por desarrollarla, que lleva a responder con estímulos negativos ante una nueva idea o proyecto empresarial. Lo peor de todo es que en muchos de los casos limitan las fuerzas del emprendedor, haciéndole desconfiar de su propia iniciativa, o al menos creer con menos intensidad en el proyecto que acaba de idear.

Por tanto, nuestra cultura tiene una influencia negativa sobre las ganas de innovar, justificando en cierto modo que se desarrollen menos ideas, muriendo muchas por el camino, que en otras sociedades dónde el emprendimiento sea socialmente menos receloso.

En Pymes y Autónomos | 6 ideas para llevar adelante tu idea empresarial
Imagen | qisur

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario