Los jóvenes vascos: ¿emprendedores potenciales que renuncian al autoempleo?

Síguenos

corbatas

El Observatorio Vasco de la Juventud ha presentado un estudio llamado “Emprendimiento juvenil en el País Vasco” mediante el que se han obtenido algunos datos interesantes. Por ejemplo, se ha llegado a la conclusión de que el 59% de los vascos entre los 15 y los 34 años poseen un gran perfil emprendedor mientras que únicamente el 12% lo ha hecho realmente en algún momento.

La confianza en la capacidad propia parece no ser suficiente incentivo por la existencia de algunos factores que seguramente corresponden con los existentes en el resto del país.

Se cifra en más de 18.000 a los jóvenes emprendedores en activo en el País Vasco (un 5%) pero, pese a las altas tasas de paro, sigue siendo una opción minoritaria ya que el 62% prefieren el trabajo por cuenta ajena por su estabilidad y un 56% ni siquiera se ha planteado el autoempleo por el menor riesgo financiero así como por las trabas legales que acompañan al emprendimiento, etc…

En definitiva el estudio refleja que los jóvenes vascos tienen un pensamiento nada nuevo: “es más sencillo y seguro trabajar por cuenta ajena.”

Poder contra querer

En la presentación del estudio se culpó de la poca experiencia emprendedora de los jóvenes vascos a “la falta de apoyo financiero y los riesgos económicos, que desalientan el emprendimiento y más aún en la actual coyuntura económica” (Según recoge el Diario Vasco)

La encuesta se realizó sobre una muestra de 2.000 jóvenes en la que los que han dado pasos hacia el autoempleo aseguran haberlo hecho por la independencia que supone y por sentirse realizados de forma persona.

Ante la pregunta sobre lo que harían si heredaran 100.000 euros encontramos que el pensamiento de la “era del ladrillo” sigue invariable: el 48% compraría una casa o pagaría la hipoteca. Tan solo un 19% se plantearía invertirlo en la puesta en marcha de un negocio superado por el 23% de los que preferirían ahorrar el dinero.

  • El 2% de la juventud vasca ha pensado en emprender e incluso han comenzado el proyecto pero han terminado abandonándolo.
  • El 2% está haciendo gestiones para abrir un negocio.
  • Un 5% está a cargo de un negocio.
  • El 3% ha cerrado su negocio o lo ha transferido.

Las dificultades existentes para consolidar un negocio junto a las malas expectativas económicas hacen que el emprendimiento sea percibido como una actividad de alto riesgo. Pocos lo ven como una alternativa laboral razonable.

No dudo que estos miedos son compartidos por jóvenes de todo el país y que muchos se verán reflejados en el estudio presentado por el Observatorio Vasco de la Juventud. Tenemos una generación muy preparada pero quizás en un momento bastante negativo. Ahora bien, hay quien ve en los problemas una oportunidad.

Más información | Finanzas.com
En Pymes y Autónomos | Emprender por necesidad, Concurso “Emprender en Bilbao”
Imagen | Gato Azul

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios