Los distintos tipos de emprendedores, ¿a cuál perteneces tú?

Síguenos

mezcla.JPG

Estos días se está celebrando el EBE, un evento anual que reune a bloggers de España y, cada vez más, del extranjero donde se debate el pasado, el presente y el futuro de los blogs e internet desde varios puntos de vista. Ayer Marc Vidal portagonizó una ponencia donde habló de que la crisis no existe.

La seguí por el streaming y una de las cosas que comentó son los diferentes tipo de emprendedores y sus características. Como todas las listas, ésta es susceptible de apliación pero me gustaría analizar los tipos que Marc identifica.

El primer tipo de emprendedor es el soberbio. Es aquel que proviene de una gran empresa y trata de replicar ese modelo. Este planteamiento no suele dar resultado ya que es practicamente imposible imitar desde un nuevo proyecto el comportamiento de una empresa grande. La ambición de compararse con un grande es algo que puede lograrse muy a largo plazo, si no se asimila que es necesario empezar desde abajo nunca llegaremos a crecer.

El tipo de emprendedor inversor es aquel que sólo pone dinero. No es un emprendedor en sí mismo ya que no se implica en el proyecto. Sólo aporta recursos económicos y su único objetivo es la rentabilidad. Puede ser un obstáculo para la empresa porque sólo tiene en cuenta esa rentabilidad a la hora de tomar decisiones.

Hay un modelo de emprendedor activo, éste se preocupa por innova, por crear, pero a veces da palos de ciego. El tipo tiene una actitud muy positiva para la empresa pero, si muestra su actitud con excesivo afán, puede quemar recursos de la empresa en cosas que al final no aportan nada al negocio. Muy parecido es el starter, es aquél que empieza muchos negocios pero no se focaliza, abre muchso frentes pero luego tiene problemas para concretarlos.

También hay un tipo de emprendedor persistente que busca un proyecto sólido, investiga en todo lo que puede referirse al negocio y quiere armar una buena estructura. De la misma manera que el emprendedor sagaz que es el que encuentra buenos equipos, buenas compañías, es analítico y listo, sabe claramente lo que quiere.

Por último está el desarrollador, este es el modelo más común en los proyectos muy especializados. No suele focalizar adecuadamente, porque es como un artista, que sabe hacer pero no tiene la cultura empresarial. Es el modelo del que conoce su trabajo pero desconoce totalmente todo lo relacionado con la materialización de éste en una empresa rentable.

Como suele suceder casi siempre, cada persona puede identiicarse con varios perfiles. La cuestión es que en los proyectos liderados por varios emprendedores haya una mezcla de varios de estos modelos, buscar que el caracter de uno se complemente con el de los demás. Mezclar, por ejemplo, un emprendedor starter con uno persistente y un desarrollador puede dar una estructura con muchas posibilidades de éxito.

¿Os identificais vosotros con alguno de estos modelos? ¿Con varios?

Pymes y Autónomos | El perfil del emprendedor ideal
Imagen | hermenpaca

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario