Compartir
Publicidad

Las ideas brillantes, los genios y las copias

Las ideas brillantes, los genios y las copias
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Copiar es malo. Mata la creatividad y la innovación. ¿Sí? ¿Seguro? Es un mantra que seguro han oído en muchas ocasiones. Es muy discutible esa connotación negativa que lleva aparejada esa palabra y más si se trata del ámbito emprendedor. No porque sea lo ideal, pues todos querríamos que el mundo estuviera repleto de mentes brillantes e ideas revolucionarias, si no porque no es realista.

Pongamos un ejemplo. En enero de 2010, el genial Steve Jobs presentaba al mundo un artilugio tecnológico que iba a revolucionar la industria de la informática y la comunicación. Era el iPad, una suerte de pantalla táctil con un potente procesador con la que se podían llevar a cabo tareas muy similares a las de un ordenador. Era la primera generación del iPad. Tras ese lanzamiento vinieron más pero, sobre todo, llegó la explosión de un dispositivo que revolucionó los hábitos de consumo digitales.

Ese lanzamiento fue el detonante. O, más concretamente, ese pistoletazo de salida surgió de la idea de Jobs, que fue el artífice, junto con su equipo en Apple, de esta tableta que en apenas tres años iba a colarse en millones de hogares. Muchas marcas, la principal fue Samsung, se lanzaron a ‘copiar’ la idea original y desarrollar otros dispositivos similares. Había mercado y la base estaba ya construida por los de la manzana. Ahora había que aportar algo más, pero sobre esos cimientos.

¿Es reprochable que Samsung copiara la idea original del iPad y la desarrollara, planteando dispositivos similares con mejoras? No lo creo. Lo que sí sería reprochable es copiar sin más, sin mejorarlo. Pero mucho de lo que hoy se llama innovación se basa en copiar a ideas geniales para mejorarlas y desarrollarlas.

Por tanto, no hay nada malo en copiar, en el sentido en el que hemos acordado más arriba. Las ideas geniales se les ocurren a los genios y esos son sólo un puñado de elegidos. Los demás han de aprovechar sus potencialidades y basarse en esas ideas para tratar de hacerlas mejores.

En Pymes y Autónomos | Calcar fórmulas de éxito Imagen | Follow The

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos