La voz de la experiencia al servicio del emprendedor

Sigue a

2011

Desde mi perspectiva uno de los principales problemas de España es la atomización tan exacervada que existe. Indudablemente es un fiel reflejo de nuestra estructura política-administrativa basada en las autonomías. Esta situación tiene múltiples manifestaciones, a nivel fiscal, legislativo, ciencia e innovación, sanidad, etc. En el caso del emprendimiento pasa tres cuartos de lo mismo.

Si quieres buscar asesoramiento, lo más seguro es que acabes perdido en la multitud de opciones posibles, tanto de ámbito público como privado. Desde la perspectiva pública, hay iniciativas autonómicas, provinciales, municipales y universitario, por simplificar. Desde el ámbito privado, la oferta crece exponencialmente, y puede decirse que todas ellas de escaso valor y que por regla general sirven que para algunos hagan del emprendimiento su forma de vida, pero sin ser emprendedores. La cuestión inmediata es, ¿y hay algo que valga la pena?.

Para responder a esta cuestión recurriré a un frase de Oscar Wilde:

El viejo cree todo; el de edad madura sospecha de todo; el joven lo sabe todo

Aunque los jóvenes damos por supuesto que lo sabemos todo porque estamos sobradamente preparados, creo que para emprender, y sin temor a equivocarme, una de las opciones, o mejor dicho, la mejor opción es recurrir a alguna de las asociaciones de seniors que desde, no hace mucho tiempo, están comenzando a surgir y que ponen al servicio de los emprendedores su experiencia como empresarios y ejecutivos retirados. Por citar algunos, merecen la pena Seniors Españoles para la Cooperación Técnica (Secot) y la iniciativa VOSES (Volunteering Solution for Entrepreneurship Spirit).

Aparte de la ayuda técnica que prestan para plantear el negocio y realizar el plan de empresa, hay un factor muy importante y de gran utilidad. Muchos de estos empresarios vienen de la construcción y hablan el mismo idioma de quienes están inviertiendo en la actualidad, es decir, los pseudo-business angels que tenemos en España y que en su mayoría provienen del “ladrillo”.

Es importante informarse para saber qué opciones hay disponibles, pero encontrar algo de utilidad y valor entre toda la paja que hay, no es fácil, por eso es bueno contemplar opciones que a lo mejor no entran en un principio en la panoplia inicial pueden sorprendernos gratamente.

Imagen | NASA
En Pymes y Autónomos | Emprendedores

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario