Compartir
Publicidad

¿Hasta las narices de los emprendedores? Así nos va

¿Hasta las narices de los emprendedores? Así nos va
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Resulta lamentable, o cuanto menos paradójico, que estando en el país desarrollado (o por lo menos eso es lo que pensamos) que tiene el menor indice de iniciativa emprendedora haya gente que diga que está hasta las narices de oír hablar de los emprendedores.

En este país no se da valor a la iniciativa. Somos una sociedad seguidista, de perfil bajo y más pendiente de los que nos dan que de lo que podemos conseguir. Somos un país de gregarios que en lugar de ensalzar al lider que tira de nosotros le lanzamos piedras porque tenemos envidia por no estar en su lugar y no tener lo necesario (como él) para haberlo intentado.

Porque detrás de cada intento se asume un riesgo y hay un trabajo y un sacrificio que muy pocos quieren asumir y que la inmensa mayoría no reconocen o no quieren reconocer. Aquí sólo nos quedamos con reírnos del fracaso o envidiar y desprestigiar el éxito y con ser los primeros en exigir derechos y los últimos en asumir responsabilidades (y la mejor muestra está en nuestros políticos).

No se trata de que los emprendedores vayan a ser los salvadores de la patria, como bien dice Marc Vidal "no somos heroes ni queremos serlo" y en las circunstancias actuales bastante tienen con salvarse ellos mismos. Pero sí que se debería, como mínimo, reconocer a aquellos que tienen el valor de perseguir un sueño y no quedarse en la zona de confort, si es que eso existe ahora mismo en España.

¿De dónde va a venir la generación de empleo que puede reducir la tasa de paro de nuestro país? ¿De Eurovegas? ¿Alguien cree que con el tiempo Telefónica, el BSCH o Endesa volverán a contratar a tanta gente como para tener el número de trabajadores que tenían hace diez años? Pues no, la creación de empleo depende de que surjan nuevas empresas (casi todas pequeñas) y que éstas y las que ya existen crezcan y necesiten trabajadores.

Yo creo que podemos estar hasta las narices de oír hablar de Belén Esteban, de Mouriño, de si es mejor Messi o Cristiano Ronaldo, pero ¿de los emprendedores? No estaría de más que la sociedad apoyara y cuidara a los que se atreven, a los inconformistas, a los que no quieren ser gregario. Si no, no nos extrañemos de que muchos prefieran irse a otro sitio donde sí les reconozcan sus méritos.

En Pymes y Autónomos | Luces y sombras en la realidad de la actividad emprendedora Imagen | SeedRocket_

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos