Sigue a

2501

No es extraño que recibamos consultas de lectores en la que nos informan que son recién licenciados o jóvenes que desean constituir una empresa y les surgen dudas o, una vez constituida, les ha surgido alguna que nos quieren consultar.

Con el panorama que tenemos, con la tasa de desempleo juvenil más alta de Europa, ídem con la tasa de desempleo (sin apellidos), recortes por todas las partes, restricción de crédito, y demás informaciones que nos vislumbran un presente y un futuro inmediato no demasiado halagüeño, no es de extrañar que muchos otros jóvenes opten por emigrar.

Esto es por lo menos lo que nos indica los datos que ha revelado Adecco (PDF), ya que desde principios de 2008 hasta el cierre de 2011 se ha incrementado en un 25,6% el número de españoles mayores de edad residentes en el extranjero. En la actualidad representan 1.509.333.

En líneas generales, las personas que se sienten más atraídas por la idea de trabajar en el extranjero responden a un perfil claro: fundamentalmente jóvenes, cuyas prioridades laborales son la responsabilidad de su puesto, la autonomía profesional y la perspectiva de hacer carrera en la compañía en cuestión.

En lo que a la edad se refiere, los datos perfilan a jóvenes cuya edad oscila entre los 25 y los 35 años y que aún no poseen responsabilidades familiares. Generalmente cuentan con una formación altamente cualificada, que encuentran mejores oportunidades laborales fuera de España y que principalmente proceden del área de las ciencias y la ingeniería, especialmente informáticos, arquitectos o ingenieros superiores.

Esta realidad presenta pros y contras. Por un lado, a corto plazo, puede considerarse un peligro para el propio desarrollo del mercado laboral español este éxodo, ya que puede perder el potencial de algunos profesionales que pueden aportar conocimiento, entusiasmo y experiencia a nuestra economía.

Por otro, cuando estas personas retornen a España a su madurez profesional habrá que añadir el conocimiento de otras culturas empresariales, la experiencia de economías más experimentadas y una visión más amplia y abierta de su profesión. Claro, que siempre se plantea la duda de si con el bagaje acumulado serán capaces de nuevo a nuestro entorno empresarial o decidirán a emigrar de nuevo.

Vía | Adecco
Imagen | adpowers
En Pymes y Autónomos | Sólo el 10,8% de los autónomos contratarán trabajadores en 2012, Análisis de las medidas urgentes para la promoción del empleo: urgentes sí, pero no de promoción del empleo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario