Compartir
Publicidad

España, del negro al gris

España, del negro al gris
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un par de meses escuchaba una entrevista a Ignacio Samper, director de la Oficina del Parlamento Europeo en España, y Daniel Calleja, Mr. Pyme y director de Empresa e Industria de la Unión Europea.Resulta llamativa la lucidez y sencillez de sus argumentos para salir de la crisis, y defender el panorama económico como una tonalidad gris y no negra, en la que apoyándose en la fuerza de las pymes en el tejido industrial español, podríamos avanzar de manera positiva.

La crítica venía por parte de la deslocalización de nuestra industria.Insisto, escuchando a estos dos altos cargos en instituciones comunitarias una tiene la sensación de que si no fuera por casos como Bankia y demás, algunas personas podrían no sólo dar lecciones, sino ayudar de veras a salir de esta situación de desempleo y apatía.

Con veintrés millones de pymes se crea el 85% de trabajo en el continente europeo. ¿Son o no son fundamentales estas empresas? En mi opinión, mucho más que algunas mayores que sólo generan problemas y ofrecen mala imagen de cara al resto de países europeos, dicho sea a modo de generalización por supuesto. Daniel Calleja defiende el acceso al crédito y la internacionalización en forma de exportación. ¿Pero lo tienen tan fácil los pequeños empresarios o autónomos para conseguir esos créditos?

El optimismo tiene que calar en los huesos de la gente

Esta afirmación viene de la mano de Ignacio Samper, quien trata de lanzar un mensaje claro: Europa no es solamente una foto con dos personas, hay muchas más detrás intentando que el continente salga adelante. Me parece una descripción obvia pero necesaria de repetir, porque a veces tenemos la sensación de que todo este desastre lo ha de solucionar un dirigente y un país. Pero aunque la política esté devaluada, lo cierto es que algunos tratan de aportar luz y sobre todo, ideas.

Una de ellas, la más repetida, es la innovación. Exportar productos que sean necesarios para los clientes. Por otro lado estos dos expertos piden más inversión en educación, investigación y desarrollo y tantas otras actividades necesarias para hacer de un país un compendio de sapiencia y competitividad, pero sus buenas intenciones se dan de bruces contra los recortes y las ayudas que llegan con cuentagotas.

Educación, innovación y algo más que austeridad

Estas son algunas de las reflexiones extraídas del pensamiento de quienes no ven el futuro tan negro en contra de los que nos hacen creer que vivimos en un problema sin solución. Tampoco sé si todas estas buenas intenciones se quedan en eso, en palabras lanzadas al aire que no recogen quienes tienen la última palabra. Insisten en la inversión en energías renovables como una apuesta segura. Y estoy de acuerdo, ¿cómo es posible que un país como Alemania con menos horas de sol que España o Marruecos esté a la vanguardia en este área?

También defienden el realizar corredores de transporte, en definitiva confían en una coordinación económicamente hablando dentro de la Unión Europea. Sí, suena a utopía pero también a sensatez, que por otro lado parece haber desaparecido del diccionario y de nuestra vida cotidiana, dados los titulares que nos atacan día sí y día también.

En europa la mejor política industrial era la que no existía

Nos cuenta Daniel Calleja a modo de anécdota, que esa idea que se decía sin pudor y ahora es una preocupación. Las empresas europeas se trasladaron fuera del continente pero no fueron sustituidas por otras. La solución para paliar esta crisis económica pasa por adentrarse en nuevos mercados. Salir, competir. Mayor creatividad y menos pesimismo, es su lema.

Parece ser que quienes llevan un tiempo trabajando en Europa son menos pesimistas que los gobiernos y los ciudadanos, confiesan que han pasado por muchas malas etapas y aunque consideran esta crisis como "una crisis profunda", confían en que saldremos de ella como hemos salido de otras. Ellos reivindican su labor en Bruselas y los españoles reinvidicamos que esas ideas se conviertan día a día en una realidad para las pymes y para la salud mental de todos los ciudadanos.

En Pymes y Autónomos|El español Daniel Calleja será el nuevo "Mr. Pyme" de Europa,Mr Pyme

Imagen|

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos