Síguenos

El tiempo pasa rápido. Hace casí cuatro años publiqué esta entrada, El empresario como creador. En la misma colgaba una escena de la película El manantial, basada en la obra de Ayn Rand, así como la traducción del mismo. Si entonces recomendaba dicho discurso como herramienta de automatización, que decir de la película entera, disponible desde el año pasado en Youtube. El manantial, como película, es o ha de ser uno de los referentes cinematográficos para aquellos llamados a ser empresarios o profesionales liberales.

No lo digo por la calidad cinematográfica (aunque hay determinados planos y diálogos francamente interesantes). Tampoco por la supuesta arrogancia del creador frente a los deseos de sus potenciales clientes (en alguna otra obra, la misma Rand se cuestiona que el gusto de los clientes es soberano). No, no la recomiendo por nada de esto. Lo hago ya que es todo un chute de autoestima para todos aquellos emprendedores que se pegan una y otra vez de frente con el establishment, contra una determinada visión de hacer las cosas.

Sin más, os dejo, con la película, que es el único propósito de este post.

PD: para los interesados, próximamente publicaré en El Blog Salmón una reseña sobre la novela, tal y como hice con La rebelión de Atlas.

En Pymes y autónomos | La rebelión de Atlas I, la película (en español), El sueño de un empresario

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario