Compartir
Publicidad

El lujo de trabajar en lo que te gusta: Ibañez

El lujo de trabajar en lo que te gusta: Ibañez
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Trabajas en lo que te gusta? ¿Te gusta tu trabajo? En lo profesional sucede como en lo personal, a veces, compartimos tiempo de nuestra vida al lado de personas a las que estimamos, respetamos, pero con las que no existe un idilio al cien por cien.

El lujo de trabajar en lo que te gusta, es sinónimo de estar con esa persona que te aporta felicidad, sin pedir nada a cambio, es decir, a veces, en lo económico nuestra labor no se ve recompensada de una manera 'justa' a los ojos de otros, pero para nosotros, la satisfacción que sentimos en el proceso y final del trabajo es como haber encontrado al hombre/mujer de nuestra vida. Y en lo económico aunque podría estar mejor pagado, nuestro trabajo nos colma. Beneficio para el empleado, beneficio para la empresa.

Después de mucho tiempo, tuve ocasión de charlar con una escultora, que proviene de una familia de pintores y escultores, que realizaron obras artísticas y prácticas, con un reconocimiento quizás menor por parte de la ciudad en la que más tiempo desarrollaron su labor, Alicante.

Me refiero a los hermanos Ibañez y al padre de esta escultora, Santiago Ibañez. De esa conversación/entrevista, extraje varias ideas a las que un profesional llega después de un tiempo en el mercado: como tomar la decisión más valiente y atrevida: hacer lo que te sale del corazón, que aunque poético, es lo más práctico y eficaz.

Lo que hagas, lo harás bien, o muy bien. Nada mejor que tener un empleado o si eres autónomo, que se entrega en cuerpo y alma a lo que le gusta. La dedicación será extra, el resultado: rozará la perfección.

Todos recordamos a profesores que nos transmitieron su pasión por una asignatura que a ellos les encantaba.El don de saber 'vender' tu actividad laboral es un arte.

El grado de satisfacción cuando uno se dedica a lo que le colma reporta un doble beneficio como comentábamos. En el caso de mi interlocutora, se traduce en unos cursos que comenzará a impartir en breve.

Los alumnos no tendrán mejor docente que ella no sólo por su profesionalidad y experiencia, sino por la lección que le dio su jefe (su padre) en su momento: ser coherente y nunca olvidar la pasión por tu trabajo.

Existen manuales de motivación, personas que son buenos en 'poner las pilas' a una plantilla desencantada, pero todo eso sería innecesario si tuviéramos el privilegio de hacer lo que nos gusta.

En Pymes y Autónomos|Cuatro maneras de motivar

Imagen|Llen C. Llau

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos