Compartir
Publicidad

El 'cashmob' o cómo apoyar al comercio tradicional

El 'cashmob' o cómo apoyar al comercio tradicional
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las pequeñas tiendas siempre lo han tenido difícil, sobre todo cuando comenzaron a proliferar las grandes superficies. Lo que antes era normal: el ir a comprar a la tienda de toda la vida se convirtió en una anécdota. A pesar de tan alta competencia, los comerciantes de barrio salían adelante porque contaban con una clientela que le seguía siendo fiel. Pero en los últimos años, al hecho de que hubiera más posibilidades para realizar nuestras compras, se ha unido la crisis.

En las redes sociales se ha producido un fenómeno digno de mención. Si hasta ahora habíamos escuchado que a través de Facebook o Twitter, se organizaban recogidas de firmas, protestas que no iban más allá del mundo virtual, y en otros daban pie a unirse a manifestaciones reivindicativas; ahora aparece el 'cashmob' una iniciativa para apoyar al comercio tradicional. Se trata de dar un empujón a las tiendas de barrio gracias a la solidaridad que nace desde las redes sociales.

La primera acción que ha llevado a cabo este grupo de personas en Alicante ha sido en una peluquería del centro de la ciudad. El establecimiento se halla en una zona que años atrás fue un lugar bullicioso, lleno de ciudadanos que realizaban sus compras en las tiendas del lugar. Pero esa zona se ha ido degradando y quedan pocos locales abiertos.

El fin que persigue esta iniciativa es la de elegir un comercio, quedar el mayor número de personas posible en un punto cercano, y una vez en el lugar realizar sus compras en la tienda. Estas acciones buscan revitalizar el comercio tradicional que como bien sabemos es uno de los que peor lo está pasando. Antaño podían convivir ambos modelos: grandes supermercados, grandes superficies y la tienda de tu barrio, ahora es casi imposible.

No sé si con este tipo de comportamientos la peluquería que durante dos horas pudo atender a más clientes de lo habitual, remontará y comenzará a ingresar más dinero. En todo caso lo que destacan de este acto sus organizadores es la "inyección de moral y positivismo". Además de dar a conocer todos los comercios posibles de la ciudad.

Ese grupo de personas que llegaron al establecimiento con globos y dispuestas a utilizar sus servicios, han ayudado a esta profesional de la peluquería a esbozar una sonrisa y a pensar en que debe seguir luchando. Al menos, esta iniciativa ha servido para que el nombre del local saliera en los periódicos, pero que éste siga incrementado las ventas y el número de clientes dependerá de algo más que de este buen acto.

En Pymes y Autónomos|El futuro del pequeño comercio,Las bazas del pequeño comercio frente a las grandes superficies

Imagen|Gobierno Municipal de Piñas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos